Judiciales y Policiales
Narcotráfico

Pidieron 14 años para un correntino juzgado con Los Monos

En el proceso judicial hay 39 personas, aunque sólo 17 asisten a las audiencias

El fiscal federal de Rosario, Federico Reynares Solari, pidió 14 años de prisión para Elías Javier Sánchez, el correntino sindicado como el proveedor de marihuana a Los Monos.  Lo hizo en el juicio oral y público que se lleva adelante a 39 miembros de la organización criminal que comanda el Clan Cantero. 

Es el primer debate oral en el que se juzga a toda la familia Cantero y a sus socios por el delito de tráfico y venta de drogas, y en ella están imputados también tres correntinos. Uno de ellos es  Sánchez, otro es Cristian Oscar Torancio y Elizabet Cocimi, una “amiga” de Sánchez que lo ayudó a evadirse de la Policía Federal durante el operativo “Los Patrones”, en 2015. 

El fiscal del juicio pidió 14 años para Sánchez debido a que fue señalado como el que organizaba el envío de grandes cantidades de drogas desde Corrientes hacia Rosario para proveer a Los Monos, pero también se lo acusa de haber mandado vía ómnibus paquetes de marihuana a aquella ciudad para que se la distribuya a los centros de venta al menudeo. 

El debate pasó a un cuarto intermedio luego que alegaron los fiscales. Durante el proceso los abogados de los imputados pidieron absoluciones. La causa "Los Patrones" empezó a ventilarse en los Tribunales de bulevar Oroño al 900 el 20 de septiembre.  

En el proceso judicial hay 39 personas, aunque sólo 17 asisten a las audiencias porque el resto se encuentra en distintos penales y por otras causas, incluso con condenas ya dictadas. Tres de los imputados son correntinos: Javier Sánchez, Elizabeth Cocimi y Cristian Oscar Torancio. 

La acusación es la de conformar una asociación ilícita dedicada al tráfico y comercio de drogas que dirigían desde la cárcel de Piñero, donde estaban detenidos, Ariel Máximo "Guille" Cantero y Emiliano "Ema" Chamorro, mientras que la segunda línea la ocupaban sus parejas, Vanesa Barrios y Jésica Lloan, quienes recibían órdenes vía telefónica para organizar el negocio en la calle.  

También está acusada Patricia Celestina Contreras, la mamá de "Guille" Cntero, a quien acusan de organizar el abastecimiento de droga. Ella recibía la mercadería que Sánchez le enviaba por encomiendas y este último es uno de los abastecedores mayoristas detenido junto con los cocineros de cocaína, los proveedores minoristas, embaladores de droga, vendedores y encargados de kioscos.  

 

Lectores: 371