Judiciales y Policiales
Causa por corrupción

Citan a Soto Dávila y detienen a dos de sus secretarios por supuesto cobro de coimas

Carlos Soto Davila suma más de 15 denuncias ante el Consejo de la Magistratura. (Dibujo: NOVA)

Un juez federal fue citado a indagatorias por ser considerado supuestamente líder de una organización dedicada a liberar narcos. En el mismo contexto detuvieron a sus dos secretarios penales. Se trata de Carlos Soto Dávila, titular del Juzgado Federal 1 de Corrientes, y de Pablo Molina y Federico Grau.

El magistrado y sus colaboradores fueron acusados de haber beneficiado a narcos durante procesos judiciales. Las detenciones fueron solicitadas por la Procuración de la Narcocriminalidad desde donde pusieron en dudas las actuaciones del federal y sus secretarios.

Los tres fueron acusados de tener vínculos cercanos con redes de narcotráfico y habían sido nombrados por testigos de identidad reservada en el marco de la causa del “Operativo Sapucay”, en el que se investiga el tráfico de 15 toneladas de droga semanal desde Corrientes a siete provincias y a la Ciudad de Buenos Aires.

En el contexto de los allanamientos realizados en Corrientes este 4 de diciembre también fueron apresados Humberto "Pochi" Giménez, Tomás Viglione, Duylio Barboza Galeano y Jorge Ricardo Vallejos.

Asimismo, fue denunciado el abogado Omar Serial quien ya está detenido desde el 14 de marzo de 2017, quien señaló ante el juez porteño Sergio Torres que “por el año 2008 denunciaba a personal del Juzgado Federal Nº 1, quienes fueron retirados" y aclaró que la denuncia "se trataba del doctor Fresneda".

Mientras tanto, Molina y Grau eran acusado de cobrar coimas. Lo que se sospecha es que recibían dádivas para mejorar la situación procesal de los criminales y hasta para hacer caer causas judiciales en las que éstos estaban acusados.

Las sospechas surgen de causas vinculadas al expediente en el que el juez Torres volcó los datos surgidos de la investigación a grupos de narcotraficantes que distribuían –con amparo judicial y gubernamental- marihuana en siete provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En ese contexto se realizaron seguimientos y escuchas telefónicas en las que hallaron indicios de posibles negociaciones entre delincuentes y funcionarios. Una de esas transcripciones de la causa 3002/2017 del Juzgado Federal 12 de Buenos Aires reveló que Grau tenía una relación de amistad con Marín.

Este dato surgió de una escucha telefónica en la que Marín le expresó a su pareja, Lourdes Alegre, que “Grau era amigo de él”. Según el expediente, la mujer “le refiere a Marín que la fue a visitar otro abogado al penal, pero que ella no quería que Serial deje de representarla”.

En la escucha telefónica la mujer sostuvo que, respecto de su situación legal,  “le pasaron el informe hecho por Serial y que le pareció bien. Que Grau tenía que resolver pero que no la quería porque solo estaba a cargo por 15 días hasta que regresara Pablo Molina”, en referencia al entonces titular de la Secretaría N° 2 del Juzgado Federal Nº 1.

En este marco, también existe una transcripción de una conversación de Serial y Marín. Este último preguntó “por la causa de Lourdes (Alegre), respondiéndole Serial que está en la Cámara pero que Grau le dijo que tienen que esperar”, ante lo cual Marín le señala que “él se llevaba bien con Grau y que el otro día habían comido caramelos juntos”.

Lectores: 594