Judiciales y Policiales
Caso del embarcadizo asesinado en San Lorenzo

Rechazan pedido de prisión domiciliaria a mujer policía condenada por apremios y homicidio

El Tribunal Oral Penal 2 condenó a los policías que intevinieron en los hechos que derivaron en la muerte de Raùl Cardozo en 2012

El Tribunal Oral Penal  2 de Corrientes rechazó los pedidos de libertad solicitada por una mujer policía sentenciad a prisión por la muerte del pescador  Raúl Cardozo, de 31 años, ocurrida en San Lorenzo en 2012.

La mujer había argumentado que tenía intenciones de estar en su domicilio para reestablecer los vínculos con su familia.

Los rechazos a los pedidos de los condenados fueron conocidas el fin de semana. Según un documento al que tuvo acceso NOVA la mujer policía, Gregoria Catalina Libramento, acusada de apremios ilegales en concurso real con homicidio doblemente calificado,  había pedido cumplir detención domiciliaria.

Los jueces Gustavo Azcoma y Juan José Cochia  resolvieron “rechazar el pedido de prisión domiciliaria por no encontrarse la detenida bajo ninguna de las causales del artículo 10 del Código Penal y el artículo 32 24.660.

También resolvieron desestimar los pedidos de excarcelación por la existencia de riesgo de fuga.

La resolución fue en respuesta a un solicitud realizada por la defensa en la que exponían que la sentencia condenatoria no estaba firme debido a que quedaban instancias de apelación por realizarse.

Además sostuvieron que la mujer es madre de tres hijos que la requerían en su domicilio.

Para los magistrados estos argumentos fueron endebles, por lo que confirmaron la permanencia en la cárcel de la mujer condenada a prisión perpetua.

La ex uniformada, Carolina Libramento, fue sentenciada a la pena máxima junto a Francisco Arrúa y Aníbal Romero, a quienes se los halló culpables del delito de Apremios Ilegales en concurso real con homicidio calificado por haber sido cometido para procurar la impunidad para sí y por la condición de integrantes de las fuerzas de seguridad abusando de su condición o cargo.

En la misma causa, el ex comisario Anselmo Pruyas y el efectivo Alejandro Correa fueron condenados a 6 años de prisión por los delitos de falsificación material de documentos públicos en concurso ideal con falsedad ideológica, por haber falsificado los libros de guardia y las actas de la Comisaría.

La muerte de Cardozo fue el  de mayo de 2012 en la Comisaría de San Lorenzo hasta donde fue llevado tras protagonizar una discusión en un partido de fútbol.

Luego, fue torturado en la Unidad Policial donde, según la causa, los policías le prendieron fuego en un colchón dentro de una celda.

El hombre murió por las heridas de quemadura.

Lectores: 1