Judiciales y Policiales
Venta de drogas en los pagos de Colombi

Condenaron a nueve años de prisión a un vendedor de estupefacientes

Los elementos secuestrados durante el allanamiento en 2014.

Un vendedor de estupefacientes deberá cumplir nueve años de prisión tras la unificación de las condenas dispuestas por el Tribunal Oral Federal de Corrientes al finalizar las audiencias de un segundo juicio al que fue sometido por ese delito, hechos ocurridos durante el gobierno provincial del radical Ricardo Colombi, quien, además, fue intendente de esa ciudad.

El fallo que fue dado a conocer este lunes 3 de septiembre sentencio a Ramón “El Pelado” Benítez a seis años de cárcel por haber sido hallado responsable del delito de venta de drogas, por un hecho acontecido en 2014. Pero, debido a que tiene una condena de 4 años y medio por otra causa –también por venta de drogas- se unificaron los castigos y deberá permanecer nueve años encerrado.

La ultima condena que le fue impuesta fue por un hecho ocurrido el 17 de mayo de 2014 en la Falucho entre Atamañuk y Bolívar de la ciudad de Mercedes.

Ese día, a las 19:10 se recibió una denuncia telefónica anónima en la que daban a conocer que en la calle Falucho, en una zona de oscuridad, “se encontraban dos personas en actitudes sospechosas, aparentemente comercializando estupefacientes”.

Tras esto partió hasta el lugar una comisión policial y al llegar al lugar señalado, los efectivos encontraron a dos personas, cada uno en una moto y a un hombre en la vereda, sin vehículo. Cuando estos advirtieron la presencia policial, “una de las personas a bordo de una motocicleta de 110 cilindradas, de color oscura, se da a la fuga”.

Otro de los motociclistas se quedó en el lugar, pero ante la requisitoria de los efectivos no pudo acreditar su identidad ni mostrar las documentaciones que acrediten la propiedad del motovehículo. Posteriormente se lo requisó y fue cuando, en su campera, hallaron dos envoltorios de plástico que contenía marihuana.

Según consta en la causa, “la moto se trasladó por falta de documentación a la sede policial”. Allí se logró descubrir que también poseía “tres envoltorios en forma de tiza con una sustancia de color blanca y siente envoltorios con la misma sustancia, pero en un plástico de color verde; asimismo un teléfono celular”, dice el expediente.

El hombre fue identificado después con el alias de “El Pelado”, de nombre Ramón Benítez de profesión albañil.

Ese día, mientras se llevaban las actuaciones sumariales y el teléfono secuestrado seguía activado “continuaban ingresando mensajes, aparentemente solicitando estupefaciente, ya que se pudo leer en uno de ellos que decía prepárame uno de 100, había un mensaje que le ofrecían una parrilla a cambio de 00 peso o su defecto por marihuana para faso”.

Condena acumulada

En noviembre de 2017 el Tribunal Oral Federal de Corrientes condenó a Benitez quien fue señalado como el líder de una organización narco que comercializaba estupefacientes por medio de menores de edad que vigilaban los centros de distribución de estupefacientes en la ciudad de Mercedes, y que, según la denuncia en su contra, operaba supuestamente con protección policial, situación que a más de un año de abierto el caso no fue aclarada.

En el fallo los jueces Víctor Alonso, Fermín Ceroleni y Lucrecia Rojas resolvieron condenarlo a cuatro años y medio y multa de 1.000 pesos al ser sindicado como autor responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, en concurso real con el delito de tenencia ilegítima de arma de fuego.

El fallo se dio en un juicio abreviado del que participó en representación del Ministerio Público Fiscal, Carlos Adolfo Schaefer, fiscal general subrogante ante la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes.

La causa se originó el 15 de junio de 2016, cuando el fiscal de Primera Instancia, Fabián Martínez, recibió una denuncia anónima referida a la existencia de un centro distribución de drogas al menudeo en el barrio 30 Viviendas de la ciudad de Mercedes.

La casa, ubicada en calle Carlos Castellán y Euclides Paíz -detrás del predio de Obras y Servicios Públicos del Municipio- pertenece a un constructor conocido como Ramón Benítez, alias “El Pelado”, conocido en la ciudad por haber trabajado durante años en el estudio jurídico del abogado Guillermo Sehman, actual ministro del Superior Tribunal de Justicia.

El hombre, además contaba con otro inmueble ubicado en la calle El Paraíso esquina Rodrigo Bueno, y poseía una camioneta Chevrolet S10 recién adquirida, pero que, según los registros de la Administración Federal de Ingresos Públicos y la Administración Nacional de Seguridad Social, carecía de actividad laboral denunciada.

Esto llevó a que se realizaran seguimientos para detectar la posible comisión de los delitos denunciados. Fue así que los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria descubrieron que en la vivienda del sospechoso “se observaba la asidua concurrencia de personas a pie y/o motovehículos, golpeaban la ventana de la vivienda, introducían la mano, obtenían pequeños objetos no identificados y luego se retiraban, todo ello transcurría en un corto período de tiempo”.

Es por ello que el día 15 de julio de 2016 se realizaron tres allanamientos en distintos lugares: a las 20, a las 20.10 y a las 20.30 en donde se incautaron bolsas, un pendrive, computadoras, cámaras fotográficas, 50 municiones calibre 9 mm, armas de calibre 38 y 9 milímetros, más de 24 kilogramos de marihuana y 111.410 pesos. Ese día detuvieron al hombre que fue condenado, habían publicado los medios oportunamente.

Lectores: 252