Economía y PyMES
Macri lo hizo

Tras 70 años de actividad, cierra la textil más grande de la provincia

Obreros de la firma textil realizarán asambleas durante el jueves y el viernes para alertar de la crisis en el sector.

Los empleados de la firma textil Tipoití quedarán cesantes durante un mes y medio debido a que la empresa entró en crisis. 

La fábrica de hilados es la más importante de la provincia. Tiene más de 800 empleados y produce en forma ininterrumpida desde hace 70 años. Por primera vez en su historia, cesará por problemas económicos. 

La situación se debe a las políticas económicas nacionales por las que se habilitaron las importaciones de productos textiles a bajo costo, y al aumento de la electricidad y el gas que las fábricas locales necesitan para operar. 

Según el delegado de trabajadores de la textil Tipoití, Gustavo Bravo, estas circunstancias pusieron en riesgo las fuentes laborales de la fábrica instalada en la Capital.

El gremialista informó que la fábrica cesará desde el 22 de diciembre al 4 de febrero, y que los obreros cobrarán sólo el 70 por ciento de los sueldos. Aclaró, sin embargo, que percibirán aguinaldo.  

Ante la situación, se realizarán asambleas el jueves y viernes mientras aguardan las fiestas de fin de año en un clima de “tristeza e incertidumbre”, debido a que carecen de seguridad de cómo la firma iniciará las actividades en 2019.  

Según Bravo, “hubo una reunión con la empresa, en la que informaron que la planta se cierra el 22 de diciembre hasta el 4 de febrero, quedando en alerta de que se pueda reabrir. La empresa nos dijo que a mayoría de los clientes cierran sus puertas también porque merma la actividad y no conviene tener la planta abierta”.

Sostuvo que “el jueves y viernes vamos a hacer asamblea, y aunque se consiguió que se siga pagando el 70 por ciento del sueldo, estamos muy preocupados porque la situación textil no mejora”. 

Consultado sobre si la fábrica sigue en concurso de acreedores, Bravo dijo que “sí, sigue, ya se decidió quien va a ser el síndico y nosotros tenemos que decidir quién va a estar en la junta controladora, nos preocupa el sistema de procedimiento de crisis para que no haya despidos”. 

Acerca de si hay antecedentes de una situación similar, Bravo remarcó que “en casi 70 años nunca pasó esto, de una paralización total, ni en 2001, hubo cese de horarios pero no de parar la fábrica”. 

Por último, Bravo destacó: “Nosotros acompañamos en las decisiones de la empresa, siempre y cuando no haya despidos, eso no vamos a acompañar y vamos a hacer el máximo esfuerzo posible, esperando que se revierta esta situación. Ellos nos dicen que si no cambian las políticas de gobierno es difícil que mejore la situación”.

Lectores: 779

Envianos tu comentario