Economía y PyMES
Tomateros avizoran un panorama negativo

Reclaman ayuda económica a productores hortícolas y de la economía popular

El año pasado los tomateros debieron usar sus plantacones como abono, porque el Gobierno abrió las importaciones de ese productos.

Los productores hortícolas avizoran un año devastador para el sector. Es que vienen de un año en los que perdieron dinero ya que el Gobierno nacional abrió las importaciones de tomate y esto imposibilitó que los frutos locales puedan ubicarse en el mercado.

Pese a ello, los horticultores redoblaron los esfuerzos, pero en plena etapa de preparación del suelo y plantaciones, las inundaciones anegaron los plantíos. El titular de la Asociación de Horticultores de la Cuenca del Rio Santa Lucía, Pablo Blanco, explicó “se avizora un panorama devastador para el sector, porque muchos productores se endeudaron el año pasado y no pudieron afrontar las obligaciones ya que la apertura de las importaciones y la suba de precios de los insumos les causó un daño económico enorme”.

Asimismo, dijo que esos mismos productores se hallaban en etapa de preparación de suelo que consiste en aplicar métodos ecológicos para sanear la tierra con el uso de la luz solar. “Estos días de lluvia no permitió realizar la solarización de la tierra, por lo que, para evitar que las plantas se contaminen con hongos y bacterias se deberá contar con químicos, que son importados y son caros”, contó.

Advirtió también que las inundaciones y las lluvias comprometieron la producción a futuro porque “los plantines quedaron destruidos, y quienes pudieron plantar fuera de temporada perdieron parte de las plantaciones por el exceso de lluvia y la falta de sol”.

En este marco aseguró que el sector podría entrar en una situación extrema ya que al carecer de productos en cantidad y calidad, estarán imposibilitados de competir en el mercado con tomates que ingresan de Europa, por ejemplo.

En tanto, Alberto Phipps, productor de paraje Las Mercedes, contó que “las chacras están bajo agua y las plantaciones perdidas. Al intentar salir de mi zona hasta la Ruta 12, a través de ocho kilómetros se transita con mucha agua y solo se puede andar a caballo”. 

La situación que describe  es la misma que atraviesan los productores de las localidades de Goya, Lavalle, Bella Vista, Concepción, Curuzú Cuatiá, Esquina, Monte Caseros, Paso de los Libres, Mercedes, San Miguel y San Roque.

El referente del sector de la economía popular, pequeños productores, advirtieron que las inundaciones profundizaron la situación de crisis y por ello pidieron al gobernador, Gustavo Valdés, un paquete de medidas económicas. 

En conferencia de prensa los integrantes de la economía popular, en la que están los agricultores, productores urbanos, ladrilleros, vendedores ambulantes y malloneros, explicaron la crítica situación económica, social y productiva que atraviesan como consecuencia de la emergencia hídrica. 

Lectores: 358