Interior
Tras las inundaciones que produjeron evacuados

Tornado afectó a localidades del sur provincial

En Paso de los Libres el viento destruyó muros y medianeras, produjo daños en viviendas y perjudicó el servicio eléctrico.

El mal clima no da tregua al sur correntino. Cuando empezaban a bajar las aguas tras las jornadas de lluvia que iniciaron el pasado 8 de enero y que produjo miles de evacuados, un tornado afectó varias localidades que se recuperaban de la catástrofe.

Bonpland, Paso de los Libres y Perugorría fueron algunas de las afectadas, donde durante las últimas semanas los cursos de agua crecieron y anegaron gran parte de la población.

El intendente de Bonpland, Osvaldo Pérez, sostuvo que el viento produjo caída de árboles que causaron daños a viviendas y afectó el servicio de energía eléctrica. Además, advirtió que el agua complicó la situación a pobladores de áreas anegadas y contó que los trabajadores de una arrocera, cercana a la represa de Ayuí, no pudieron ingresar a trabajar porque estaba inundada la zona por el desborde de una represa.

El jefe comunal sostuvo que el mal tiempo inició a las 16 horas del miércoles y que tras la caída de postes la localidad se quedó sin electricidad por lo que “trajeron un grupo electrógeno para paliar el problema, y llegaron a levantar los postes caídos”.

Aprovechó la oportunidad para reflejar la falta de inversión en el área energética por parte del Gobierno y de la Dirección Provincial de Energía, ya que “que se caigan postes nos pasa cada vez que hay vientos, porque los postes están muy precarios y con pequeños vientos ya nos quedamos sin energía”.

Mientras tanto, el intendente de Paso de los Libres, Martín Ascúa, sostuvo que la tormenta fue intensa con ráfagas hasta 100 kilómetros por hora, lo que provocó la caída de 90 árboles y 40 postes de luz  y voladura de techos en gran cantidad de viviendas. También señaló que la lluvia alcanzó los 60 milímetros y que hay nuevos evacuados.

El titular de la Municipalidad libreña sostuvo que el viento produjo la caída de un centenar de árboles, 40 postes de luz y voladuras de techos en viviendas precarias. La caída de postes, sostuvo, generó “una situación peligrosa” porque además del corte de luz, hay cables caídos.

En ese marco, Ascúa ordenó que se habilite nuevamente el centro de evacuados ubicado en Escuela Normal en donde, inmediatamente, asistieron a 52 personas con abrigos, asistencia médica y alimentaria.

Lectores: 558