Judiciales y Policiales
Manejaba tres kioscos de drogas

Condenaron a "Tito" Gómez, jefe narco del barrio capitalino Pío X

Efectivos de la Gendarmería habían detectado los centros de venta de drogas.

El Tribunal Oral Federal de Corrientes condenó a Daniel Germán “Tito” Gómez, acusado de regentear tres kioscos de droga en el barrio Pío X de la ciudad de Corrientes.

El condenado había aceptado la responsabilidad de los hechos y solicitó un juicio abreviado en el que fue condenado con cuatro años de prisión y el pago de una multa de 76.500 pesos.

El acusado había sido apresado cuando la Gendarmería ingresó a su vivienda, ubicada en la calle La Pampa al 1200 y otros dos inmuebles en el contexto de una investigación a una organización de narcomenudeo.

El operativo inició a las 9 horas del 25 de enero, de manera simultánea en las tres viviendas ubicadas en inmediaciones de la avenida del IV Centenario y calle Lisandro Segovia, donde operaban los integrantes de una organización que era investigada en el contexto de una causa judicial tramitada ante la Fiscalía Federal Nº 1 de la Capital correntina, con intervención del Juzgado Federal Nº 1 de Corrientes.

Tras actividades investigativas de varios meses, los efectivos de la Gendarmería irrumpieron en esos inmuebles en los que se almacenaban y comercializaban estupefacientes.

En el lugar fue detenido un hombre mayor de edad, con antecedentes penales por narcotráfico, quien había sido sindicado como el supuesto responsable de las actividades ilícitas.

Durante el operativo los gendarmes incautaron envoltorios con cocaína, varios teléfonos celulares y dinero en efectivo de distintas denominaciones obtenidos como resultado de la venta de drogas.

Fuentes judiciales informaron en las últimas horas que “el operativo fue en el marco de investigaciones surgidas de información proveniente de causas judiciales gracias a las que se identificaron los integrantes de la organización criminal que operaba en el barrio”.

Aparentemente, se trataría de una “organización familiar” integrada por un hombre que había sido encausado tiempo atrás por la comercialización de drogas. Pero, tras esto, sus familiares continuaron con la actividad, por lo que la Justicia ordenó que se allane la vivienda de la madre de uno de los involucrados, la morada del sospechoso y una tercera casa, ocupada por otros familiares.

El operativo realizado este jueves fue coordinado por la Gendarmería Nacional y contó con el apoyo de los equipos de la Policía de Federal Argentina, Delegación Corrientes y personal de la Policía de Corrientes que realizaron actividades de prevención y seguridad en el área.

Una familia muy normal

Extraoficialmente, según pudo investigar NOVA  trascendió que una de las casas allanadas es la morada de un hombre apodado "Tito" quien habría sido detenido y quien tendría multiples antecedentes penales.

El hombre es la pareja Delia Méndez, alias “Lily”, que había sido investigada por hurto y otros delitos entre 2013 y 2017.

En una de estas causas fue acusada de haber sustraído electrodomésticos en de una vivienda de la localidad de Saladas, razón por la que fue detenida en la localidad de Mburucuyá en 2014.

Ese mismo año, el hijo de Lily, apodado “Yeye”, había sido encausado en la Justicia Provincial por haber supuestamente disparado con una carabina calibre 22 contra un policía  y de haber baleado un auto en un intento de salto.

Este joven falleció el viernes 16 de febrero cuando alrededor de las 21, transitaba a bordo de una moto en la Lavalle al 1400 entre Vargas Gómez y Gobernador Velazco, del barrio Sur, de la capital correntina.

En esas circunstancias recibió un disparo por la espalda, y el crimen no fue resuelto. Se sospecha que habrían sido policías que lo perseguían al sospechar que cometió un ilícito.

Yeye tenía multiples antecedenetes. En 2016, por ejemplo, había sido demorado por su supuesto vínculo con un atraco ocurrido en el barrio Pío X, y en esa oportunidad había intentado escapar golpeando en la cabeza de una mujer policía con un pedazo de hormigón y luego de haber mordido a otros dos agentes para que lo liberen.

Por este hecho había sido alojado en la Unidad Penal 6 de San Cayetano, pero luego fue excarcelado. En esa oportunidad su madre, Delia Méndez,  denunció que el joven fue víctima de brutalidad policial.

Lectores: 489