Judiciales y Policiales
Michetti firmó el decreto de destitución

Soto Dávila quedó internado tras la aceptación de su renuncia

El ex juez federal, Carlos Soto Dávila. (Dibujo: NOVA)

La presidenta en ejercicio, Gabriela Michetti, aceptó la renuncia de Carlos Soto Dávila al cargo de juez federal y ahora es inminente la detención de quien fue sindicado como jefe de una organización criminal dedicada al cobro de coimas y el armado de causas en el Juzgado Federal 1 de Corrientes.

En la madrugada de este viernes publicó el decreto del Poder Ejecutivo por la que se hizo efectiva la dimisión del cargo de quien, además, fue acusado de tener vinculaciones directas con organizaciones de narcotráfico mientras ejercía el cargo de titular de la magistratura de la Capital correntina.

El decreto fue firmado por Michetti debido a que Mauricio Macri se encuentra en el exterior, pero fue refrendado por Germán Carlos Garavano, ministro de Justicia de la Nación. Tras esto, el ex juez se trasladó al Instituto Cardiológico de Corrientes, ubicado frente a su domicilio, tras supuestamente sentir un adormecimiento en el brazo izquierdo y un dolor en la zona de la nunca.

Debido a su edad -70 años- y que tiempo atrás había sido afectado por un aneurisma se recomendó su internación, situación que fue comunicada al juez Sergio Torres quien lo procesó con prisión preventiva. El ahora ex magistrado podría solicitar la prisión domiciliaria, pero antes debería trasladarse a Buenos Aires a ponerse a disposición del magistrado que lo investiga por delitos en la administración pública.

En tanto, la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes comunicó al juez Juan Carlos Vallejos, titular del Juzgado Federal 2, que desde ahora está a cargo de ambas judicaturas. Es que la normativa establece que el magistrado de la misma jurisdicción y del mismo cargo debe administrar el juzgado acéfalo hasta tanto se designe un titular.

Lectores: 517