Judiciales y Policiales
Violación y femicidio en Esquina

Caso Yésica: intromisión del Gobierno podría derivar en la impunidad del crimen

La adolescente Yésica Muñoz, víctima de un crimen atroz.

Un mandato de Ricardo Colombi a la Policía de Esquina podría ser el factor por el que, finalmente, la causa por la violación y aberrante femicidio de Yésica Muñoz, de 16 años, podría quedar impune.

El caso está en etapa de debate oral y están imputados Marcelo “Yaqui” Sandoval, Cristian Javier “Tucu” Franco, Carlos “Boli” Franco y Osvaldo Mariano “Goyano” Navarro. Los cuatro fueron acusados de haber atacado a la joven el 20 de mayo de 2015.

Las detenciones ocurrieron entre el 21 y 22  de mayo, horas después del hallazgo del cuerpo de la víctima, y luego los funcionarios del Gobierno dieron por cerrada la investigación sin que el juez de la causa, Gustavo Vallejos, tome una resolución respecto al caso.

La urgencia del entonces ministro de Seguridad, Pedro Baillard Poccard, tenía que ver con la visita que  el entonces gobernador Ricardo Colombi haría a la ciudad de Esquina el 22 de mayo. 

Fuentes cercanas a la causa judicial hicieron trascender que "habría existido la orden del Gobierno que se resuelva el crimen antes de la llegada del gobernador para evitar un escándalo político por un crimen tan aberrante, posiblemente vinculado a la venta de drogas".

Como consecuencia de esto, se habrían obviado pasos procesales que podrían hacer caer la causa con la consecuente liberación de los imputados.

Las violaciones a las garantías de los imputados ya habían sido denunciadas en la etapa de instrucción cuando uno de ellos, quien en ese momento era menor de edad, había sido interrogado por la Policía sin la asistencia de sus padres y de un abogado.

Otro posible hecho lindante a la ilegalidad pudo haber sido un supuesto caso de apremios contra otro de los detenidos, quien dio a conocer que habría sido interrogado en ausencia de un fiscal, contexto en el que recibió golpes y fue sometido a malos tratos con agua helada durante su detención en una Comisaría. Supuestamente tras estas sesiones de interrogatorio habría reconocido su participación en el hecho.

Horas después, el caso fue dado como "resuelto" por los funcionarios policiales y del Gobierno.

Ahora la Justicia evalúa las pruebas y el cumplimiento de los procesos de investigación de la causa en un debate en el que en cada declaración testimonial surgen más interrogantes.

ADN sin dueño

En el marco del juicio oral que se lleva adelante en la ciudad de Goya, el Tribunal recibió un informe en el que los peritos habían encontrado muestras biológicas en el cuerpo de la víctima, pero que no se corresponden con ninguno de los cuatro detenidos.

En otros términos, la sospecha es que existiría un quinto involucrado aún no identificado y que pudo haber sido el autor material del crimen.

Esta cuestión también es un factor que podría determinar la orientación del juicio que se lleva adelante desde el 22 de febrero pasado.

Estaba previsto que culmine este viernes 1 de marzo, pero aparentemente las audiencias continuarán al menos por una semana más debido a que todavía queda por escucharse la mitad de los testimonios e incorporar pruebas.

Lectores: 410

Envianos tu comentario