Judiciales y Policiales
Causa iniciada en 2011

Enjuician a una pareja por drogar y prostituir a una menor de edad

El juicio será llevado adelante por lo jueces Lucrecia Rojas, Víctor Ceroleni y Fermín Ceroleni.

El Tribunal Oral Federal de Corrientes abrirá este jueves 14 de marzo el juicio a una pareja acusada de la explotación sexual de una menor de edad víctima de trata, causa que permaneció “traspapelada” desde 2011 en la ciudad de Paso de los Libres.

El juicio tiene como acusados a José Luis Dallanora, de 41 años, y su ex pareja, Elisa Aurora Arguello, de 35, quienes regenteaban un local nocturno llamado “Kilómetro de Oro” en Paso de los Libres, fronterizo con Brasil, que fue allanado en un operativo de Gendarmería contra la trata de personas. 

En el allanamiento, efectuado en noviembre de 2011, las autoridades rescataron a una adolescente de 14 años identificada por sus iniciales SLM, a quien los acusados sometían a explotación sexual aprovechándose de una situación de extrema vulnerabilidad, indica la investigación de la Fiscalía Federal de Paso de los Libres, a cargo de Fabián Martínez

El expediente judicial se inició durante la gestión de Benito Antonio Pont, quien en mayo de 2016 renunció como fiscal, acusado de dar protección a los locales donde se explotaba a víctimas de trata en esa ciudad vecina a la brasileña de Uruguayana. 

Este mismo ex funcionario está sospechado de haber permitido que el mismo inmueble que fue allanado en 2011 pase a manos de sus socios comerciales, quienes también usaron ese lugar para montar un burdel, junto con su cuñado, el ex gendarme José Viero. 

Mientras se hacía el traspaso de ese inmueble, el expediente con el caso de la niña estuvo “traspapelado”. Se trata de una causa considerada un “germen” de la investigación que terminó con el ex fiscal Pont procesado por su vínculo con la red de trata y prostitución de Paso de los Libres. 

La investigación en la que fue rescatada la niña se inició por la llamada anónima de un hombre a la Policía correntina, en la que denunciaba que en el prostíbulo ubicado sobre la Ruta Nacional 117 le habían ofrecido, por la suma de 500 pesos, los servicios sexuales de una menor de edad. En su declaración, SLM manifestó que “se dio cuenta que el día de los hechos Elisa la llevó al prostíbulo tendiéndole una `trampa´, que allá le dieron algo de tomar para hacerla dormir y poder abusar de ella”. 

La víctima relató que “unos días antes del hecho, se fue del hogar materno por problemas familiares con su padrastro, y se alojó en la casa de una vecina”, que era Sonia Argüello. Luego de las entrevistas con SLM, las especialistas del programa estatal de rescate de víctimas de trata destacaron “el alto grado de vulnerabilidad, la situación de desamparo y falta de contención familiar que sufría la víctima”. 

Lectores: 164