Judiciales y Policiales
Cabañas ligadas a Cambiemos

Juzgan a integrante de una organización que explotaba mujeres

El Tribunal Oral Federal de Corrientes puso en marcha el debate oral a puertas cerradas.

El Tribunal Oral Federal de Corrientes comenzó este 26 de marzo un juicio a un hombre acusado de explotar sexualmente a mujeres en hoteles y cabañas de la localidad de Itá Ibaté.

El imputado, Ramón “Pacucito” o “Checho” González, domiciliado en el Barrio Pio X de la Ciudad de Corrientes, está imputado por el delito de trata de personas en el contexto de una causa iniciada el 21 de Septiembre de 2016 a partir de una investigación iniciada por la Prefectura Naval Argentina.

Lo que se le achaca a González es haber formado  parte de una organización que explotaba mujeres formada por empresarios, propietarios de unas cabañas de pesca de la localidades de Itá Ibaté y Paso de la Patria donde funcionarios de Cambiemos realizaban "reuniones".

En esta etapa el conductor de remises será llevado a debate, mientras que  los propietarios de esos emprendimientos turísticos serán sometidos al proceso judicial por separado.

El proceso judicial es llevado adelante por los jueces Víctor Alonso, Fermín Ceroleni y Lucrecia Rojas con la representación del Ministerio Público Fiscal del doctor Carlos Schaefer.

En el inicio de las audiencias se le dio a conocer al imputado que se lo juzga por haber participado de actividades junto a su ex pareja y un grupo empresario que “ofrecían servicios sexuales de un grupo selecto de aproximadamente veinte mujeres VIP a distintos clientes que se hospedaban en hoteles y cabañas de Corrientes -capital-, Paso de la Patria y otras zonas aledañas, obteniendo un porcentaje de las ganancias producidas”.

Según la investigación, los propietarios de los hospedajes ofrecían los servicios sexuales y se contactaban con el remisero, quien acercaba a las mujeres a esos lugares que mantenían relaciones sexuales con los clientes que pagaban por ello desde 1.700 a 1.900 pesos.

En la etapa de instrucción las mujeres explotadas declararon que “Checho” era quien se encargada de cobrarles a los turistas los servicios ofrecidos, y cuando terminaban de concretar los pases -encuentros sexuales- las llevaban de vuelta a sus casas, y recién entonces les entregaba parte de lo cobrado.

Lectores: 788