Judiciales y Policiales
Femicidio en Curuzú Cuatiá

Identifican cadáver de una mujer asesinada e investigan a su pareja

Martín Vega, juez de Curuzú Cuatiá junto al Comandante General Orlando Caballero.

El juez de instrucción de Curuzú Cuatiá, Martín Vega, recibió  los resultados periciales realizados a las muestras biológicas obtenidas del cadáver de Marcia Macedo, quien fue asesinada por su pareja el año pasado en esa ciudad del sur provincial.

Los informes fueron realizados por  el máximo responsable de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional, comandante general Orlando Caballero, quien coordinó las operaciones periciales que permitieron arribar a la certeza de que los restos hallados pertenecen a la víctima de femicidio.

En consecuencia, “quedó palmariamente acreditado que Macedo fue cruelmente asesinada y sus restos ultrajados póstumamente”, indicaron fuentes judiciales a NOVA.

La mujer, identificada como Marcia Aparecida de Macedo, era oriunda del Estado de Sao Paulo, República Federativa de Brasil, y se había radicado en Salta, donde contrajo matrimonio con Walter Adrián Segundo, con quien luego se afincó en la localidad de Curuzú Cuatiá.

El 24 de diciembre de 2017 la mujer desapareció de los lugares que solía frecuentar. Es por ello que en enero, unas amigas realizaron la denuncia respecto de su ausencia y la Justicia ordenó un trabajo de indagación para determinar su paradero.

Ocho días después de su desaparición, efectivos policiales pudieron dar con su cadáver a orillas de un arroyo que bordea la ciudad. El cuerpo se hallaba en avanzado estado de deterioro y había áreas quemadas por el femicida para dificultar la identificación de la víctima. Es que para realizar la imputación a su pareja era clave determinar su identidad.

Existían, sin embargo, indicios de la autoría del crimen a partir de testimonios de vecinos que contaron el itinerario “sospechoso” de Walter Adrián Segundo, quien durante los momentos previos a la denuncia de la desaparición lo vieron con bolsos con los que fue hacia el arroyo donde fue hallada la víctima. Aseguran que había hecho una fogata en el fondo de su vivienda.

Para esclarecer  el caso, el juez Martín Vega dispuso la realización de estudio comparativo de ADN entre las muestras encontradas y algunas que debían ser tomadas de parientes de Marcia, lo que se logró merced al trabajo conjunto del Juzgado de Instrucción local, la Dirección de Apoyo Jurídico Penal de la Cancillería Argentina y las autoridades brasileñas, efectuándose las extracciones de muestras a los familiares que residen en el vecino país.

Luego se encomendó a la Subdirección de Genética Forense de la Dirección General de Criminalística de Gendarmería Nacional, a cargo del comandante mayor Santiago Tabares, una pericia cuya labor se inició a finales del mes de febrero en el laboratorio de esa dependencia ubicado en el Edificio Centinela de la Ciudad de Buenos Aires.

El pasado miércoles llegaron los informes, la causa volvió a tomar impulso, y se encamina al juicio oral.

Lectores: 695

Envianos tu comentario