Información General
Cifras oficiales

El 70 por ciento de los niños y el 80 por ciento de los adultos mayores de la provincia son pobres

Según el Indec, Corrientes es la provincia más pobre del país. (Dibujo: NOVA).

Los últimos informes dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) indican que hoy el 70 por ciento de los niños y el 80 por ciento de los adultos mayores son pobres en la provincia de Corrientes.

Según este dato, la provincia tiene iguales índices de pobreza e indigencia que en 1998, pero el 2019 es cuando se registra mayor exclusión en los últimos 13 años.

La información oficial indica que al cierre de 2018 más de 542.000 de correntinos y correntinas (49,3 por ciento de la población) no alcanzaban a cubrir necesidades en alimento, vestimenta, vivienda, transporte, salud, educación y servicios básicos. Los índices son idénticos al que Corrientes tuvo en 1998 y 1999 durante la crisis socioeconómica y posterior intervención federal. Empujados por la inflación, en 2019 la pobreza volverá a subir en Corrientes y se asemejará a los indicadores de 2001. 

Actualmente, 7 de cada 10 niños y jóvenes, y 8 de cada 10 adultos mayores están por debajo de la línea pobreza en Corrientes. La provincia no había tenido índices de exclusión social tan altos desde 2005.

En los últimos días, el INDEC difundió los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares que muestra que el 32 por ciento de los argentinos son pobres (12.960.000 personas), con un salto de 6,3 por ciento comparado con igual período del año anterior (diciembre 2017). Mientras que la indigencia asiente, a nivel país, al 6,7 por ciento con una suba del 1,9 por ciento anual.

En la Ciudad de Corrientes (conglomerado urbano relevado por la EPH del INDEC) el 49,3 por ciento de las personas son pobres y -de ellas- el 13,8 por ciento son Indigentes.

Corrientes supera por 17,3 puntos a la media nacional de pobreza, por 7,1 puntos la media nacional de indigencia; ocupa el primer lugar del triste podio a nivel país (le saca 4,6 puntos al segundo Santiago del Estero) y muestra los peores indicadores de exclusión social de los últimos 13 años.

El índice de pobreza de Corrientes (al cierre de 2018) es idéntico al que la provincia tuvo a fines de 1998 y principios de 1999, previo y durante la crisis socioeconómica que derivó en la última intervención federal que encabezaron los cordobeses Ramón Mestre y Oscar Aguad.

Corrientes no había tenido indicadores de exclusión social tan altos desde mediados de 2005, período en que la Pobreza descendió por debajo del 50 por ciento. En Corrientes la Pobreza había bajado sostenidamente hasta los años 2013-2014 cuando alcanzó el piso más bajo: 9,8 por ciento y 1,5 por ciento de Indigencia.

A partir de aquel período todo fue ascenso, con un sustancial salto de 12,4 por ciento entre diciembre 2017 y diciembre 2018; período en que la pobreza pasó del 36,9 por ciento al 49,3 por ciento y la indigencia subió del 7,1 por ciento al 13,8 por ciento.

Si bien el INDEC no tiene registros de EPH del segundo semestre del 2014 y del segundo semestre de 2015, organismos oficiales (como el Ministerio de Economía de la Nación) y centros de estudios económicos y sociales estiman que entre diciembre de 2014 y diciembre de 2018 en Corrientes la pobreza aumentó 40 por ciento, un promedio de 10 puntos por año.

Actualmente, el manto de pobreza e indigencia en Corrientes cubre a 5 de cada 10 correntinos y correntinas. Son 542.300 personas -sobre 1,1 millón de habitantes a principios de 2018 según reporta el Ministerio de Economía de la Nación- que no cubre sus necesidades mínimas en alimentos, vestimentas, vivienda, transporte, salud, educación y otras necesidades básicas.

A nivel país, la cantidad de chicos y chicas de entre 0 y 14 años por debajo de la línea de pobreza es del 46,8 por ciento a fines de 2018. En Corrientes, ese indicador supera el 70 por ciento de niños, niñas, jóvenes y el 80 por ciento en adultos mayores.

Empujados por la inflación, en 2019 los indicadores de pobreza e indigencia volverán a subir en Corrientes y se asemejarán al de los años 2000 y 2001.

En 2018, la pobreza aumentó en Corrientes 0,25 por ciento por cada punto de inflación. Si el aumento del costo de vida se mantiene en constante ascenso -como en el primer trimestre de este año-, a fines de 2019 Corrientes podría alcanzar el 57 por ciento a 58 por ciento de su población por debajo de la línea de pobreza.

Lectores: 489

Envianos tu comentario