Judiciales y Policiales
Cobro de coimas

Liberan a secretarios judiciales procesados por corruptos

El funcionario judicial era apodado "Tele Kino". Tenía casas, autos, viajes y millones de pesos.

La Cámara Federal porteña concedió la excarcelación a los dos secretarios del ex juez federal de Corrientes Carlos Soto Dávila, quienes habían sido detenidos por el supuesto cobro de coimas para beneficiar a narcotraficantes.

Con la oposición del juez Mariano Llorens y el voto positivo de los magistrados Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, la sala I del tribunal de alzada otorgó la libertad a los secretarios judiciales Pablo Molina y Federico Grau, ambos procesados por cohecho.

Pese a esto, sigue vigente contra ellos la prohibición de salir del país, así como una serie de restricciones a las que deberán ajustarse los secretarios penales del ex juez Soto Dávila, quien cumple prisión domiciliaria por ese presunto pedido de coimas a narcotraficantes de Corrientes.

"No se verifica la concurrencia de indicadores de riesgo con suficiente entidad como para sostener que la restricción personal impuesta es la única alternativa viable a los fines de garantizar el éxito de esta investigación", indicó el fallo

Para que las excarcelaciones se concreten efectivamente, la Cámara dispuso que fije el monto de una caución real el juez de primera instancia, Sergio Torres.

Molina y Grau fueron procesados en diciembre por Torres y su resolución fue confirmada el 20 de marzo por la Cámara por considerarlos miembros de una asociación ilícita, en concurso real con cohecho pasivo agravado -cinco hechos-, en calidad de partícipes necesarios, en concurso ideal con prevaricato, en carácter de partícipes necesarios.

Las maniobras investigadas comprenden el supuesto cobro de coimas a narcotraficantes involucrados en el "Operativo Sapucay" y otros hechos de tráfico de drogas que debían ser tratados en causas del juzgado federal de Corrientes que estaba a cargo de Soto Dávila.

Molina además está sospechado de "pinchar" los teléfonos de sus ex parejas y de vender autos que habían sido decomisados.

Lectores: 1112

Envianos tu comentario