Judiciales y Policiales
Controversia judicial en Esquina

Involucran a funcionaria municipal en supuestas ventas ilegales de terrenos

Este lunes deberían declarar en el juzgado de Esquina los acusados y se resolvería la situación procesal.

En el contexto de una investigación por la supuesta venta irregular de terrenos, el juez de instrucción de Esquina, Gustavo Vallejos, ordenó la detención preventiva de un escribano y de una cómplice, en un caso en el que también estaría involucrada una funcionaria de la Municipalidad de Esquina.

El caso tiene como origen una denuncia realizada por Rubén Teodoro Casares, un empresario esquinense quien excusó al escribano Daniel Alberto Granero y a Mirta Zulma Ojeda por los delitos de “desbaratamiento de derecho acordado, adulteración y falsificación de documento público o lo que en derecho penal se pudiera tipificar” respecto de las acciones denunciadas en las que habría intervenido la abogada María José Aguirrezabal, directora de Acción Social del municipio. 

Lo que se le achaca al profesional y a la mujer es la venta de 20 terrenos que habían sido adquiridos por el denunciante pero que, posteriormente, se enteró que habían sido vendidos sin su consentimiento y, presuntamente, con documentos falsos.

El denunciante declaró en sede judicial que esos terrenos los había comprado en 2013 a los herederos de un hombre fallecido, propietario titular, en una operación concretada en Buenos Aires. Pero luego, cuando realizó una consulta, descubrió que la misma tierra había sido registrada por la señora Ojeda.

Según el denunciante, para concretar la inscripción y posterior venta “la señora Ojeda y el escribano Granero han falsificado los instrumentos públicos en las escrituras, es decir, han falsificado la firma de un muerto”.

Pero en la denuncia también el interesado acusó de haber intervenido en la maniobra a las abogadas Anabela Victoria Ojeda, a la funcionaria municipal de Esquina, María José Aguirrezabal y a María Irene Galeano “que teniendo pleno conocimiento de la situación, contribuyeron a  materializar el hecho que hoy se denuncia, atento a que tenían pleno conocimiento de las circunstancias  fácticas y jurídicas relacionadas con el inmueble cuya escritura Traslativa de Dominio materializo el notario hoy denunciado”, dice el escrito presentado ante la Justicia.

La mujer acusada, de 75 años, se halla privada de la libertad en una dependencia policial en Esquina, al igual que el escribano acusado, informaron medios locales de dicha localidad.

Esto es porque en la denuncia se solicitó al juez Gustavo Vallejos la detención preventiva de Granero y Ojeda, quienes este lunes 6 deberán presentarse en el Juzgado de Instrucción y Correccional de Esquina para declarar en calidad de imputados.

Fuentes cercanas a la investigación informaron que “luego que declaren, el juez debería resolver los pedidos de excarcelación presentados por la defensa de Granero y Ojeda”. 

Lectores: 1079

Envianos tu comentario