Política
Rumbo al 2 de julio

Convalidan una alianza partidaria para las votaciones

Jaime Galvez, quien monopoliza a su antojo el sello partidario desde hace más de diez años, unilateralmente se autoproclamó candidato y acordó conformar la alianza.

La Justicia Electoral de Corrientes habilitó a participar a la alianza partidaria inscripta como Frente para la Victoria luego de que se realizaran planteos de una supuesta irregularidad en la conformación de esa asociación partidaria.

El fallo rechazó las objeciones de los partidos Kolina y Demócrata Cristiano que presentaron los escritos judiciales donde se hacía notar que aquella alianza incumplía los reglamentos establecidos para la conformación de asociaciones y la conformación de listas.

Pero también había otro planteo, presentado por un grupo político, en el que se cuestionaba el uso de nombres asociados directamente al peronismo, pese a que los órganos partidarios del PJ lo prohibieron. Una de las objeciones está relacionada con el mecanismo usado para conformar la alianza Frente para la Victoria, formado sólo por dos partidos: el de La Victoria y Nuevo Encuentro.

Lo que se planteó es que la adscripción del Partido de la Victoria se realizó sin que se respete su carta orgánica. Expusieron que Jaime Galvez, quien monopoliza a su antojo el sello partidario desde hace más de diez años, unilateralmente se autoproclamó candidato y acordó conformar la alianza, sin consulta a los órganos partidarios.

Tampoco habría llamado a elecciones internas para nombrar candidatos a cargos electivos, inscribiéndose él mismo como tal. El cuestionamiento fue rechazado por la jueza de primera instancia en lo electoral, María Eugenia Herrero y ratificado en la instancia de apelaciones.

Sin embargo, el caso podría llegar al Superior Tribunal de Justicia y de fallar en forma contraria la nómina no podría participar el próximo 2 de junio. La importancia del tema radica en que esta alianza está formada por los referentes políticos que ostentan cargos desde hace más de 30 años y que actualmente manejan institucionalmente el Partido Justicialista.

Estos mismos habían prohibido a los militantes y dirigentes presentarse en las votaciones utilizando tanto la Lista N° 2 como el escudo y el nombre del Partido Justicialista. Pese a ello, presentaron su nómina en alianza con Nuevo Encuentro, acuñada con el nombre partidario, situación que fue judicializada.

Al quedarse con una sola personería jurídica, Fabián Ríos y el sector más vetusto del PJ se vieron imposibilitados de armar una nómina. Y fue en ese marco “de urgencia” que llamaron al chileno Jaime Galvez, dirigente del Partido de la Victoria, para inscribir la alianza y, a cambio, le otorgaron un lugar en la lista de concejales.

Lectores: 528

Envianos tu comentario