Judiciales y Policiales
Droga y muerte

Narcotraficante contó en un juicio cómo mató a un hombre

"Bebecho", el día en que se entregó ante la Justicia.

Un hombre que es juzgado por narcotráfico relató en el juicio cómo había matado de un tiro a un conocido en Itatí, antes de ser detenido.

“El homicidio fue un accidente. Se me escapó el tiro”, dijo Eduardo “Bebecho” Zacarías Britez, frente al juez federal Victor Alonso.

Fue en el debate en el que se lo juzga por haber escondido dentro de una casa y en una camioneta robada 750 kilogramos de marihuana. Pero, esa droga nunca habría sido descubierta si él no mataba a Miguel Angel Zalazar, un joven de Misiones, de quien era amigo y a quien mató de un disparo.

Fue el 7 de julio de 2016 en la avenida principal de Itatí, en un lavadero al que había llevado un automóvil. Cuando fue a buscarlo, a bordo de otro rodado y en compañía de un pariente, había llevado un arma de fuego.

La había encontrado en la casa de su abuelo, la tomó y la puso dentro del automóvil de su madre, un Volkswagen Fox. Tras esto buscó a un primo y salió para el lavadero a buscar un Chevrolet Astra que su tío había mandado a lavar. El primo lo retiraría y por eso fue con él.

Pero cuando llegó se puso a conversar con Zalazar a quien le mostró el arma que había hallado en la vivienda de su abuelo. El muchacho le pidió a “Bebecho” que se la preste “para largar un tiro”, pero se la negó.

“Miguel agarró la pistola del caño para sacarme y ahí empezamos a forcejear y se activó el gatillo”, relató. La bala fue a dar, primero, en la cara, traspasó la cabeza e hizo un orificio cerca de la nuca del chico oriundo de la localidad misionera de Concepción de la Sierra, para luego terminar la trayectoria contra un árbol, a 20 metros.

Luego de esto, “Bebecho”, tiró el arma en el suelo, aceleró el auto y fue hasta la casa de su madre, abandonando el vehículo detrás de la casa.

Recien entonces salió, según dijo, a pie por la costa del río a una guarida construida en el monte, a varios kilómetros al norte de la ciudad de Itatí. Estuvo prófugo más de un mes, hasta que se entregó.

Mientras lo buscaban, la Policía halló la camioneta con la droga en una casa donde, supuestamente, se quedaba a dormir.

Lectores: 372

Envianos tu comentario