Política
Camino a las presidenciales

Comenzaron las conversaciones para unir al PJ

Los peronistas correntinos ya tuvieron un acercamiento con el candidato a presidente. Fue cuando la intendente de San Isidro, Vilma Ojeda visitó a Alberto Fernández, junto al dirigente goyano Ariel Pereyra en Río Gallegos. (Dibujo: NOVA)

Tras las elecciones legislativas en las que el Frente para la Victoria incorporó tres diputados provinciales y un senador, y Unidad Correntina logró una banca en la Cámara Baja, ambos sectores del justicialismo correntino comenzaron un proceso de acercamiento para lograr acuerdos que permitan la unidad del peronismo provincial.

Las conversaciones iniciaron el lunes después de las votaciones. Los primeros en avanzar en la búsqueda de consensos fueron, el principal referente de Unidad Correntina, el intendente de Paso de los Libres, Martín Ascúa y el contador Martín Barrionuevo, actual diputado y electo senador.

El objetivo es normalizar el partido con el tiempo suficiente como para poder llevar adelante en forma orgánica la campaña electoral frente a las votaciones presidenciales en la que serán candidatos Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

La comunicación fue telefónica y ambos dirigentes peronistas se comprometieron a iniciar gestiones para subsanar los inconvenientes que llevaron al Partido Justicialista a presentarse en las votaciones con cuatro listas y sin la posibilidad de utilizar la personería jurídica partidaria, la Lista 2, ni el escudo partidario.

Pelea de fondo

La búsqueda de consensos entre dos de los dirigentes peronistas con mejor imagen en la provincia ocurre mientras otros dirigentes, con escasa presencia territorial –uno de ellos con evidentes problemas de adicciones- salió a evaluar posibles candidaturas, lo que generó críticas de varios sectores del grupo político.

En tanto, el diputado nacional José “Pitín” Aragón –hijo de una ex legisladora-, contribuyó a la revuelta interna y lejos de bajar las rispideces atacó al intendente de Santa Lucía, José Sanánez.

El intendente que el año pasado renovó su mandato con el 70 por ciento de los votos, había criticado el modo en que se habían confeccionado las listas de candidatos a diputados nacionales en 2015 y que colocó al hijo de la sindicalista Celeste Aragón en una banca del Congreso, por la minoría. Y en este contexto el dirigente de Unidad Correntina que hoy cuenta con 64 años y amplia trayectoria de militancia, remarcó la necesidad de convocar a internas partidarias para normalizar el partido y elegir postulantes.

En respuesta a esto, el camporista de 32 años, respondió: “Lo que diga “Tata” me tiene sin cuidado, lo aprecio y espero que le vaya bien en su municipio. Me parece que tendrá sus razones, puedo coincidir o no, pero yo formo parte de un proyecto nacional en las buenas y en las malas y no solamente cuando Cristina mide 40 puntos”.

La realidad es que, aunque nunca ganó una elección, el diputado nacional siempre supo acomodarse cerca de los Kirchner, aunque no supo construir un espacio político con presencia territorial y legitimidad, aún contando con jugosos fondos que le provenían de la Casa Rosada en el gobierno de Cristina Fernández.

Ahora busca acomodarse nuevamente para continuar en una banca, pero encuentra la resistencia de los dirigentes que cosechan buenos resultados electorales con votos propios.

Lectores: 103

Envianos tu comentario