Política
Evitaron hablar de elecciones internas

Peronistas acordaron apoyar la fórmula Fernández-Fernández

Quienes ocupan los cargos directivos actuales buscan prorrogar mandatos en agosto. (Dibujo: NOVA)

En una reunión que se llevó a cabo este sábado –con pobre concurrencia- el Partido Justicialista resolvió formar un frente partidario para apoyar la candidatura de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en las presidenciales.

El partido político se reunió en su Sede Central de la calle Salta 663 donde aprobó la conformación de frentes con otras agrupaciones partidarias y organizaciones que apoyen la candidatura de la ex mandataria a la vicepresidencia, pero además apuntaron que cualquier referente que se manifieste en favor del macrismo, quedará fuera de la institución peronista.

La reunión estuvo marcada más por las ausencias que por las asistencias. Uno de los que faltó fue Alejandro Karlen, quien se había presentado como candidato por una alianza partidaria y quien 48 horas antes de la reunión pidió a las autoridades partidarias que prohíban la entrada de militantes y simpatizantes al edificio.

Tampoco estuvieron los intendentes de Paso de los Libres y de Santa Lucía, Martín Ascúa y José Sanánez, quienes se pusieron al frente de la campaña de la alianza de partidos peronistas Unidad Correntina. Quienes representaron a ese sector fueron el intendente de San Roque, Raúl Hadad –quien asistió a la reunión con su hermano Mohamed- y el electo diputado provincial Miguel Arias.

Otro de los electos presentes fue Martín Barrionuevo, quien logró una banca de senador en las votaciones del 2 de junio. También faltó Fabián Ríos, electo concejal por el PJ en la Capital correntina y presidente del partido a nivel local. Pero su ausencia no llamó la atención ya que sólo asiste a los encuentros donde se debaten postulaciones, y este no fue el caso.

La hipocresía de José Martínez Llano fue expuesta en su máxima expresión durante la reunión. El empresario de medios, quien desde 2002 se manifestó “antikirchnerista” no sólo instó a unificar el PJ para apoyar a Cristina sino que hasta cantó parte de la Marcha Peronista al final de la reunión y se retiró con guardaespaldas.

Finalmente, entre discursos vacíos, se disolvió la intención de debatir cuál será el destino de las autoridades partidarias, cuyos mandatos vencen en agosto; un tema muy complejo y que es lo que generó la atomización del PJ correntino.

Hasta ahora, ocupa el cargo de presidente Gerardo Bassi, quien carece de autoridad y legitimidad, y que debido a esto debió ocupar un lugar en la lista del partido de Nito Artaza, integrado casi en su totalidad por radicales; secundado por el millonario Jorge Antonio Romero, dueño de la empresa de colectivo que monopoliza el servicio urbano en la Capital.

Así las cosas, es probable que más temprano que tarde se convoque a una nueva reunión para debatir cuestiones que, nuevamente, generarán un conflicto muy fuerte puertas adentro dado que la mayor parte de la dirigencia del PJ quiere convocar a elecciones internas para cambio de autoridades, pero quienes están en esos cargos desde hace 20 años no quieren abandonarlos.

Lectores: 181

Envianos tu comentario