Judiciales y Policiales
"Oscarcito" zafó de un crimen, pero cayó por narco

Condenaron por venta de drogas al clan de "La Choronga"

Ladrones, asesinos y narcos. Los lindos nenes de "La Choronga".

El Tribunal Oral Federal de Corrientes condenó a cuatro años y medio de prisión a un clan narco comandado por una mujer que dirigía cuatro centros de venta de cocaína en el barrio Quinta Ferré, y del que participaba "Oscarcito" Godoy Fernández, un joven que fue investigado y detenido por el crimen del estudiante Maximiliano Aquino en agosto 2015.

El caso tiene un condenado: José “Josele” Altamirano, sen­tenciado a prisión perpetua, pero nunca descubrieron quién colaboró con él en el asesinato. Se lo señaló a “Oscar­cito”, pero fue liberado a los pocos meses ya que el fiscal carecía de elementos para imputarlo. Tras haber logrado la libertad, retomó la actividad de venta de drogas.

Operaba bajo las órdenes de una mujer que regenteaba cuatro kioscos de drogas en cercanías de la Escuela Nº 293 “Tte. Gral. Donato Álvarez” del barrio Quinta Ferré de la Capital.

En la organización, además de "Oscarcito", estaban sus tres hijos, quienes además se dedicaban a los arrebatos con la modalidad de "motochorros".

El clan fue condenado a prisión por el Tribunal Oral Federal de Corrientes por vender drogas, en un juicio abreviado.

La sentencia de los jueces Víctor Alonso, Fermín Ceroleni y Lucrecia Rojas resolvieron condenar a Ana María “La Choronga” Morales a cuatro años y me­dio de cárcel.

Igual pena a Gabriel Ernesto Ramírez y Adrián David Ramírez, quienes además fueron condenados a pagar una multa de 2.000 pesos cada uno al ser hallados respon­sables del delito de “tenen­cia de estupefacientes con­fines de comercialización”.

El clan fue desarticula­do tras una investigación de la Policía de Corrientes a partir de una investigación que inició el 5 de junio de 2017.

Esto derivó en el allanamiento de cuatro casas ubicadas en inmediaciones de la calle Rafael Obligado entre Am­brosetti y Amado Bonpland.

Esas intervenciones fueron en agosto de 2017, cuando los efectivos de la Policía irrumpieron en la vi­vienda de la supuesta líder de la organización, Ana Mo­rales, de 49 años, donde encontraron drogas y dinero. En ese lugar también detuvieron a David Adrián “Tano” Ramírez.

En otro inmueble, pero en la misma cuadra, los efec­tivos hallaron más cocaína y dinero, al igual que en las otras dos intervenciones en las que fueron detenidos Oscar Godoy Fernández y Gabriel Ramírez.

En total, fueron incautados casi 30.000 pesos y 618 gramos de cocaína dispuestas para la venta, además de motocicletas y un automóvil. Dentro de estos rodados había billeteras que habrían sido robadas, hecho por el cual fue acusado Gabriel Ramírez.

Lectores: 99

Envianos tu comentario