Economía y Empresas
Crisis y desempleo en Corrientes

Cierra una fábrica tras cuatro décadas y crece el número de obreros desocupados

En 1970 la fábrica comenzó a fabricar jugos. Después de 40 años las políticas estatales llevaron a su cierre definitivo.

Una fábrica que llegó a brindar acceso laboral a medio centenar de obreros cerró, como consecuencia de la política económica del Gobierno nacional y profundizada por el Estado correntino.

La empresa industrializaba cítricos y fabricaba jugos concentrados, al tiempo que elaboraba bases para la fabricación de gaseosas.

Desde el 1 de septiembre el galpón en el que funcionaba está en venta y los últimos seis trabajadores que estaban en actividad reclaman una indemnización.

La situación ocurre en la ciudad de Monte Caseros donde hasta hace poco funcionó la fábrica de bases para la preparación de jugos -cremogenados- en un predio perteneciente a la firma Citrícola Monte Caseros SRL, que debido a la caída de las ventas y las dificultades financieras consecuentes para afrontar las deudas, cesó la actividad de industrialización en Corrientes, pero utilizó la estructura existente para distribuir los productos de una empresa subsidiaria, mercadería proveniente de las fábricas instaladas en Chaco y Tucumán.

En el último año, la crisis afectó profundamente el desarrollo industrial de la provincia pero también al comercio, por lo que la firma bajó su nivel de distribución y así debió suspender toda actividad.

La situación de la firma fue comunicada tanto al gobierno local como a los funcionarios gubernamentales, pero ninguno de los estamentos intervino para garantizar la continuidad laboral de los obreros con un auxilio financiero a la fábrica.

Según informaron medios locales de Monte Caseros, actualmente a situación de los trabajadores de esta fábrica está judicializada.

Se trata de los últimos seis obreros que cuentan con más de treinta años de servicio y que tras el cese de las actividades industriales y comerciales dejaron de percibir sus haberes.

La empresa está en cesación de pagos desde hace seis meses e incapacitada de abonar las indemnizaciones.

Mientras esto ocurre, los camiones de la firma retiran del galpón las maquinarias que serán instaladas en la provincia del Chaco.

La empresa puso en venta cuatro galpones de 73 por 35 metros cubiertos donde están instaladas con dos cámaras frigoríficas.

El cierre de esta industria se suma a la reducción de actividades en las empresas textiles y al desmantelamiento de plantas de producción de energía en las ciudades de Goya, Esquina, Monte Caseros y Corrientes.

Lectores: 239

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: