Judiciales y Policiales
Inconsistencia en las pruebas

Corridas, arreglos y movimientos raros en la Justicia para condenar a dos correntinos que son inocentes

Los hermanos Salgán, sin prueba alguna, fueron absueltos en 2009 por unanimidad en el tribunal oral de Corrientes y en el 2013 la desprestigiada Cámara de Casación Penal convierte esa inocencia en culpabilidad. (Dibujo: NOVA)

Los hermanos Sergio y Oscar Salgán, fueron imputados en su momento por ser supuestamente integrantes de la banda condenada por el secuestro del joven estudiante Cristian Schaerer, cometido en septiembre de 2003 en Corrientes, comenzaron a ser juzgados por narcotráfico y lavado de dinero.

Fuentes judiciales informaron que el debate está a cargo del Tribunal Oral Federal correntino integrado por los jueces Víctor Antonio AlonsoLucrecia Rojas de Badaró y Fermín Ceroleni. Sergio Gustavo y Oscar Antonio Salgán son juzgados junto a Silvio Damián Vargas y Adrián Enrique Saintotte, también acusados de integrar una red de narcotráfico en localidades del centro y sur de Corrientes.

Los hermanos Salgán, sin prueba alguna, fueron absueltos en 2009 por unanimidad en el tribunal oral de Corrientes y en el 2013 la desprestigiada Cámara de Casación Penal convierte esa inocencia en culpabilidad.

Respecto de la causa por narcotráfico y lavado, sostenida por los fiscales Carlos Schaefer y la adjunta Tamara Pourcel, otras ocho ya firmaron juicios abreviados al reconocer sus participaciones en los hechos.

En ese sentido, acordó con la Fiscalía una pena de nueve años de prisión al supuesto líder de la organización, Cleomar Krewer Ramos, un ciudadano brasileño requerido por la Justicia de su país a través de un pedido de extradición que se encuentra en trámite ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Krewer llegó a juicio acusado de ser organizador de tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio, en concurso real con lavado de activos de origen delictivo, por lo que también resolvieron aplicarle una multa equivalente a cinco veces el monto de la operación que se determine al final del debate, y el decomiso de todos los bienes secuestrados, que incluye inmuebles.

Además, acordaron penas de cuatro años de prisión Iván Andrés Derfler, Miguel Antonio Insaurralde, María Fernanda Miño, Víctor Javier Benitez, Antonia Aida Castillo, Damián Alejandro Aguirre y Antonio Isabelino Viera.

Todos fueron juzgados por el delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio, tras ser investigados por montar una red de narcomenudeo en las localidades correntinas de Mercedes, Curuzú Cuatiá y Paso de los Libres, desde desde septiembre de 2012 hasta, al menos, el 31 de marzo de 2017, indica el expediente.

Tras esa introducción sobre lo ocurrido desde el 2008 al 2020, los hermanos Salgán salieron a explicar lo que ocurre y comentaron que “no hay gato encerrado, hay un zoológico encerrado, la Justicia siempre jugó en contra. En el marco de la causa "Krewer Cleomar Ramos, alias Gorgi" por estupefacientes, sus abogados resaltaron que “se los vinculó a los hermanos Salgán, con Krewer Cleomar Ramos, a raíz de unas llamadas que Krewer mantenía con un NN de la ciudad de Paso de los Libres”.

“El investigador de la P.S.A. Miguel Velázquez, dijo que esa persona ‘podría ser Sergio Salgán’. Pero, en debate oral, confesó y pidió disculpas ante los jueces y la fiscalía diciendo ‘pido disculpas por haber cometido un grave error, no era Sergio Salgán quien hablaba con krewer'”, explicaron.

Como dato no menor, fueron tres testigos más de las fuerzas los que hicieron los allanamientos simultáneos en la ciudad de Paso de los Libres, todos con resultados negativos, es decir, sin secuestros de interés para la causa. “Todos reconocieron no haber encontrado ninguna sustancia ilícita”, reconocieron los abogados.

“Para sorpresa del fiscal Schaefer quien quedó sorprendido con la situación inédita, en donde un encargado investigativo reconoce delante del tribunal que todo lo manifestado y reiterado en los medios de comunicación era mentira, no se trataba de Sergio Salgán. Esto demuestra la carencia, la falta de capacitación y formación de algunos miembros de las fuerzas de Seguridad, que con sus informes errados perjudican a personas inocentes”, detallaron.

Además, tras la introducción, los abogados destacaron que se acusaba a “Oscar de reunirse en varias ocasiones en casa de Damián Vargas, desconociendo que son primos hermanos”.

Por último, los hermanos Salgán dejaron un mensaje a tener en cuenta para la Justicia de Corrientes: “Que vulnerable es la justicia y de qué manera tan fácil se acusa a un inocente. Fuimos absueltos por unanimidad, en casación se dio vuelta y habría que hacer hincapié en lo que ocurre con la Justicia. Nosotros sufrimos una persecución hace muchísimo tiempo y siempre nos vincularon con el delito. Que no pretenden reconocer nuestra inocencia, todos los jueces llegaron a decir que somos inocentes. Después la desprestigiada cámara de Casación, donde si uno tiene poder económico, se invierte el resultado. La justicia tardía no es justicia”.

Lectores: 333

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: