Política
Censura

El gobierno de Gustavo Valdés coarta la libertad de prensa y encierra a un periodista de NOVA

Gustavo Valdés, gobernador de Corrientes. (Dibujo: NOVA)

Hubo represalias luego de que NOVA sacara a la luz la situación de una niña que regresó de Brasil con síntomas de coronavirus y que, al mismo tiempo, no la tuvieron en resguardo, aislada como establecen los protocolos internacionales, pero sí se les ocurrió mandarla a un hotel con todo su grupo familiar como primera irresponsabilidad del gobierno de Gustavo Valdés.

Pero este hecho no fue gratuito: a nuestro corresponsal Jacinto Aguirre le prohibieron su libre circulación para informar, a pesar de que el decreto presidencial establece la excepcionalidad a periodistas y comunicadores, obligándolo a permanecer en cuarentena y, en consecuencia, a callar y/o censurar su palabra. Todo esto tras un espectacular operativo de película que no se dignaron a realizar con la nena presuntamente contagiada.

Además, el gobierno de la provincia también emitió un comunicado sobre “los hechos de público conocimiento de una filmación en una red social, por una persona que generó la ruptura de la cuarentena sanitaria obligatoria de los familiares de la niña”. Dejan en claro que, efectivamente, a Jacinto Aguirre lo encierran en su casa por ejercer libremente su trabajo y el derecho de informar.

Al mismo tiempo, el gobierno de Gustavo Valdés amenaza con incurrir “en delito contra la salud pública que es susceptible de denuncia penal”, lo cual es totalmente entendible, justo y válido, pero esto no cuenta para quienes están exceptuados como lo dispuso el propio presidente de la Nación, Alberto Fernández, incluso habiendo tomando todos los recaudos de protección y distanciamiento social al realizar la entrevista. Está claro que lo que molestó fue su contenido.

Lectores: 762

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: