Panorama Político Correntino
Vergüenza nacional

El llamativo caso de la ministra machista y el profesor inclusivo

Susana Benítez contra las feministas. La ministra de Educación, en plena campaña electoral, salió a enfrentarse contra todo aquel que tenga una ideología distinta a la del gobierno. (Dibujo: NOVA)

"En el mundo del revés, un ladrón es vigilante y otro es juez", cantaba María Elena Walsh. En Corrientes, los hechos, en ocasiones, llevan a pensar que la realidad, así es. Y es que, contrariamente a lo que la lógica indica, el gobierno lejos de generar políticas inclusivas, lleva adelante acciones que podrían calificarse de totalitarias.

En este contexto, en lugar de responder a los requerimientos de la población, lleva adelante una batalla frontal contra las políticas de género, principalmente las impulsadas por las organizaciones feministas.

Lo hace no solo al evitar la ejecución de acciones inclusivas y en favor de los derechos de las mujeres y minorías sexuales, sino que también existe un sistema de identificación de quienes promueven las políticas feministas.

Estas acciones se traducen con el freno de normas, como aquella sancionada por la Legislatura en la que se establecía que el Estado debía cubrir los costos de las reconstrucciones mamarias de las mujeres sometidas a mastectomía y que fue vetada por el Poder Ejecutivo.

También la falta de adhesión a normativas como la de Interrupción Legal del Embarazo que pone en un brete no sólo a médicos, sino que también a funcionarios judiciales, justo en una de las provincias con mayor índice de casos de abusos en el país.

La persecución se da también desde lo institucional con la restricción a las mujeres a cargos directivos y de decisión en el Estado. Así, por ejemplo, en la Policía de Corrientes ninguna mujer integra la plana mayor y casi la totalidad de las comisarías están a cargo de hombres; sin contar los casos de acoso sexual en las dependencias, cuyos casos nunca llegan a ser denunciados por presión de las autoridades superiores.

Pero la postura antifeminista del gobierno de Corrientes no sólo afecta a las mujeres, pues también lo hace a todo aquel que se manifieste en favor de las políticas inclusivas.

Este contexto dio origen a un caso llamativo que bien podría ocurrir en "El Reino del Revés", ese lugar fantástico que creó María Elena Walsh con una canción. En Corrientes, la ministra es machista y el profesor no lo es.

El hecho quedó develado cuando el Ministerio de Educación sancionó a un rector que había facilitado un edificio escolar para que se realice una charla en el marco de un encuentro transfeminista que se realizó en Paso de los Libres.

El docente Néstor Durán fue separado del cargo y sacado de su lugar de trabajo habitual. La orden la dio la ministra de Educación, Susana Benítez, candidata a diputada nacional de Cambiemos.

Lo ocurrido fue en el contexto del segundo Encuentro Transfeminista en Paso de los Libres. En ese marco, el rector habilitó para que se realice una charla en la escuela “Valentín Virasoro”.

En esa línea, se habría izado en el mástil de la escuela un pañuelo verde. El hecho habría pasado desapercibido, pero tomó estado público luego de que, desde el Ministerio de Educación, se emitió la Resolución 5530 en la que separaron del cargo al director Néstor Durán y lo destinaron a otra institución escolar.

El mismo docente ya había sido sancionado en enero porque había habilitado esa escuela para resguardar la integridad de las familias de los alumnos afectados por las inundaciones que afectaron a la ciudad. El gobierno, entonces, había cerrado los centros de evacuados y los chicos no tenían dónde pasar la noche.

El caso fue calificado como persecutorio y tal fue la trascendencia de la noticia que nuevamente la provincia de Corrientes estuvo en las portadas de los medios nacionales de las más diversas líneas editoriales.

Diarios como La Nación, Clarín, de centro-derecha, como Página 12 y La Izquierda Diario se hicieron eco del caso. También se manifestaron instituciones representantes de los docentes y organizaciones feministas.

La Iglesia de Corrientes, como es habitual, guardó silencio. Ni ante la pobreza, la falta de empleo o cualquier fenómeno social que afecte al gobierno en forma negativa tomó postura. No lo haría ante tal polémico tema.

La cuestión llegó a la Justicia. El director sancionado, con el respaldo social y de sus pares presentó un amparo. La presión social y la falta de buena imagen del gobierno colaboraron para que en la Justicia se reconozca que "Susanita" Benítez, la ministra machista, la candidata a diputada de la extrema derecha, avaló un acto persecutorio.

Fue así que la jueza Rosa Beatriz Batalla dispuso: “Disponer la suspensión provisional y hasta tanto se sustancie y resuelva en definitiva estos autos; los efectos de la Resolución Ministerial 5530 del día 30 de septiembre de 2019 con el único objeto de continuar prestando sus servicios habituales y normales, conforme destino y funciones que -previo al dictado- cumplía el rector de la Escuela Normal Valentín Virasoro de Paso de los Libres”.

La jueza emitió el fallo después que el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación manifestara su más enérgico repudio al acto totalitario y represivo cometido por las autoridades del Ministerio de Educación de la provincia contra Durán; a quien ilegalmente quisieron suspender de su cargo y por haber prestado solidariamente el predio para talleres temáticos e informativos del II Encuentro Provincial Transfeminista.

Así, el docente continuará en el cargo. Pero la importancia de la resolución judicial es que deja un precedente jurídico respecto a la ilegalidad en la que actúa el oficialismo y de las medidas persecutorias que se llevan adelante desde la Casa de Gobierno de Corrientes.

Lectores: 177

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: