Panorama Político Correntino
Panorama Político Correntino

Macri llega a una de las provincias más pobres del país

En su recorrida proselitista, Mauricio Macri pretende levantar su imagen tras su calamitosa participación en el debate (Dibujo: NOVA)

La crisis económica golpea a las provincias el Nordeste, a días de las elecciones y los números de la economía continúan empujando a Mauricio Macri a una inexorable derrota el próximo 27 de octubre.

Las mediciones del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) de la encuesta de pobreza e indigencia del primer semestre del año volvieron a dejar a Corrientes como una de las más postergadas.

En el primer trimestre, los números habían reflejado que Corrientes era la provincia más pobre del país y, llamativamente, luego de esto se cambiaron los criterios de la encuesta para “mejorar” la imagen de la provincia gobernada por Cambiemos, pero igualmente los índices dieron negativos.

Luego de esto, el INDEC  publicó los índices por Región. Los índices inflacionarios indican que el septiembre la inflación fue de 5,9 por ciento y con esto lleva acumulada un 55,7 por ciento en el último año para las provincias del Nordeste.

La escalada es una de la más alta del año, según el INDEC, ya que en agosto fue de 4 por ciento y en julio de 2,2 por ciento en la región.

En lo que respecta a suba de costos, la inflación afectó más a los medicamentos y servicios de salud, que acumulan en el último año en 75 por ciento. En tanto, los bienes y servicios son de 55,5 por ciento, mientras que las comunicaciones subieron un 56,8 por ciento. Lo que más subió fue la comida, un 58,8 por ciento.

Los números indican que en las provincias del Nordeste, unas de las más postergadas del país, los habitantes tuvieron más dificultades para comer y para acceder a sus medicamentos, las necesidades más vitales.

En lo que se refiere a los alimentos, el mayor aumento de precios se dio en la harina y sus derivados. Los paquetes de harina de trigo llevan un 215 por ciento de aumento acumulado y los fideos un 155 por ciento. El arroz también aumentó considerablemente, un 133 por ciento, mientras que la leche un 122 por ciento.

En términos de porcentajes la carne lleva acumulada un 121,8 por ciento de aumento, pero éste número no significa nada si no se lo evalúa en el contexto de que se trata, en el caso de Corrientes, de una provincia productora de carne.

Así, los cortes en la capital correntina llegan a un promedio de 400 pesos por kilogramo tras la última suba de 7 por ciento en las carnicerías.

En los últimos 10 meses, la carne ya acumula 60 por ciento de aumento, con lo cual los sueldos de los correntinos vuelven a perder valor. En el décimo mes de 2019, los cortes de novillo son de los más elevados.

El asado y el vacío llegan a los 370 pesos; el cuadril, a 385; la paleta con hueso, a 340. Dada esta situación, las carnicerías correntinas ya no venden carne de ternera, porque existe baja demanda.

En este contexto, Mauricio Macri pretende llegar a la capital correntina para realizar un acto partidario. Ante la falta de obras públicas, los funcionarios del Gobierno provincial prepararon un encuentro debajo del puente Chaco-Corrientes, el único existente, ya que él mismo incumplió su promesa de construir otro, más amplio.

En tanto, su adversario en la contienda electoral no vendrá a la provincia. Enviará representantes.

La visita de Alberto Fernández estaba prevista para el 4 de octubre. Fue anunciada como el evento del año por los candidatos peronistas a diputados nacionales. Pero el candidato a presidente decidió no venir a Corrientes.

Tras esto, anuncian que llegarán el legislador nacional por Santa Fe y jefe del bloque de diputados nacionales del Partido Justicialista, Agustín Rossi y el gobernador electo de la provincia del Chaco, Jorge Milton Capitanich.

Ambos visitarán la ciudad de Corrientes para reforzar la campaña presidencial. El primero, lo hace en su rol de referente cercano a Cristina Fernández; el otro viene a monitorear el proceso de normalización del peronismo correntino.

Y es que a Capitanich se le encomendó la tarea de sostener la gestión del normalizador Julio Sotelo.

Pero si bien Julio Sotelo es el interventor convocado por la Cúpula del PJ a nivel nacional y fue a él quien se le encomendó la misión de controlar la normalización partidaria el Corrientes, en los hechos significa que el intendente de Resistencia -uno de los incondicionales de Cristina Fernández de Kirchner- hace las veces de supervisor del proceso de reorganización partidaria en Corrientes.

 

Lectores: 364

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: