Política
Igualdad entre las mujeres

Una dirigente social del Movimiento Evita somete, aprieta y extorsiona a quienes acceden al programa Potenciar Trabajo

Fabrizio Bin, de la agrupación y a fin de Emilio Pérsico, fabrican sus pensiones y le dicen a la gente que están suspendidos y traen la plata. (Foto: NOVA)
Si no van a arreglar con ellos los suspenden y los aprietan por mensaje de texto. (Foto: NOVA)
Está mandando a sus compañeras a testificar porque motivo han faltado a una serie de actividades, amenazándolas con que perderían el plan. (Foto: NOVA)
Una “dirigente social” de la ciudad de Corrientes que está enquistada en un sector del Movimiento Evita, Laura Ventura.
Comunicado del Movimiento Evita.

Una "dirigente social" de la ciudad de Corrientes que esta enquistada en un sector del Movimiento Evita, Salome Kura, gracias a su marido (Fabricio Bin), encargada de merenderos y comedores en donde Contraprestan personas como beneficiarios del Potenciar Trabajo, lucran y consiguen poder manejar, a su gusto, la situacion de cada uno que accede a ese beneficio.

En su mayoría son mujeres, son usualmente sometidas por esta y un grupo de sus colaboradoras entre las que se destacan, Laura Ventura, coordinadora de gestionar los programas y su ala dura encarnada por una encargada de un merendero del asentamiento del Montaña, Cecilia Serial, quienes usualmente son denunciadas en varios perfiles de Facebook , los cuales cuentan que aprietan de diversas maneras a fin de que cumplan sus consignas y decisiones sin chistar, es decir, no se les permite opinión, pensar o elegir.

El objetivo es dominarlos por el programa que perciben de Desarrollo Social de Nación

Como dato no menor, quienes manejan esta enredadera de manejo de personas, poseen un trabajo en el municipio, sin prestar ningún servicio, ni cumplir horario en la dependencia adscrita: la defensoría de los vecinos.

Gran proclamadora de igualdad y derechos de la mujer a las que sin ningún miramiento les cae con amenazas y sugestivas indicaciones que puede perjudicarles en la percepción del programa que depende de Nación, con los que el presidente busca insertar a las personas en circuitos productivos o de servicios.

Para esta persona que “sonoramente” aprovecha cualquier situación para plantarse como “defensora” de las mujeres, pero puertas adentro de su orga ejerce bajo el Síndrome del Tío Tom, utiliza el látigo institucional y verbal para tener a las personas bajo su yugo.

Es lamentable este tipo de gente que se enquista en organizaciones y que venden humo para Buenos Aires, una imagen falsa de supuesto trabajo social que la mano de obra en su mayoría son mujeres y hacen este servicio con auténtica vocación de servicio pero que deben sufrir el accionar de estos personajes que no tienen ningún miramiento para apretar a esta pueblo humilde que tiene muchas necesidades.

Dueña y ostentadora de una discursiva de derechos pero que a la hora de hacerlos efectivos con las Mujeres que dependen de su supuesto poder ejercen el abuso que denuncian de ostentadores de poder pero que no analizan ni un poco sus propios hechos que la presentan como auténticamente es, una abusadora serial.

Como dato no menor, está mandando a sus compañeras a testificar porque motivo han faltado a una serie de actividades, amenazándolas con que perderían el plan.

Fabrizio Bin, de la agrupación y a fin de Emilio Pérsico, fabrican sus pensiones y le dicen a la gente que están suspendidos y traen la plata, si no van a arreglar con ellos los suspenden y los aprietan por mensaje de texto. “A modo de aclaración, yo necesito que vayan los compañeros suspendidos para sacarlos de esa planilla de suspensión, porque si no aparecen, esa planilla sigue corriendo y el mes que viene se los da de baja. Hay que ir sacando a los que van, para ver la situación de cada uno. Entonces lo que tengo que hacer, es ir sacando a medida que van apareciendo, para salvar compañeros. Después de las 11.30 o 12 horas, no pueden decirme que no van a ir. Sí impacta la baja, no va a haber más solución. Si tienen un hijo, que se lo dejen a alguien, pero vayan a solucionar el problema”, se detalla entre los mensajes del grupo de Whatsapp. ¿Cómo seguirá la historia?

Lectores: 294

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: