Panorama Político Correntino
Caos

Cocinados y revueltos, docentes autoconvocados realizan olla popular por el blanqueo de "pluses" salariales

A la lucha docente, ahora se le suman las ollas populares, como mecanismo de presión para hacer sentir sus reclamos. (Dibujo: NOVA)

La coyuntura electoral marca la agenda desde hace varias semanas en la provincia, con la presentación de los candidatos de cara a los comicios legislativos provinciales y comunales del próximo 11 de junio.

Sin embargo, la tensión social crece día a día, por los reclamos del grupo de los denominados docentes autoconvocados, a los que se les suman empleados públicos de distintas reparticiones estatales, por los magros salarios y la apertura de las negociaciones para avanzar con paritarias.

Un reclamo que se replica año a año, ante la falta de actualización salarial correspondiente por parte del estado provincial, que ofrece aumentos en cuotas y por debajo de la línea de pobreza, afirman desde el sector docente de los autoconvocados.

Los que sostienen la lucha (ahora) desde el inicio del ciclo lectivos 2023 en la provincia, ante la falta de respuesta oficial a los requerimientos que son de público conocimiento.

Las marchas y movilizaciones debajo del Puente interprovincial General Belgrano, en la Costanera, frente a Casa de Gobierno, el Ministerio de Educación, así como en distintos puntos del interior provincial, con bombos, panfletos y pancartas, marca la decadencia salarial en la cual está inmersa la provincia en el plano docente desde hace varios años. Ante una gestión que ofrece pluses mensuales, pero en negro, para conformar al asalariado, que hoy no llega a fin de mes.

Ahora se suman las ollas populares a la protesta. Hoy sábado bajo la consigna "prepará la olla", los educadores se movilizan hacia la Rotonda de la Virgen de Itatí, en la avenida Independencia y Ruta Nacional 12, cortando uno de los principales accesos a la ciudad de Corrientes.

En la oportunidad, el reclamo es de blanqueo de pluses y apertura de discusión salarial, según manifestaron los docentes autoconvocados. “Que los pluses e ítems en negro pasen al básico”, es uno de los pedidos de los maestros, que hoy se ven avasallados por los magros sueldos y las deplorables condiciones laborales a la que deben soportar, ante la desidia en infraestructura escolar que presentan muchos establecimientos educativos por falta de mejoras edilicias.

En este contexto de lucha, los maestros marcaron la desigualdad abismal que existe entre el recibo de sueldo del personal que cumple funciones en la Cámara de Senadores de la Legislatura correntina (con cifras que superan el millón de pesos, sin contar los viáticos) con el de un docente o personal de la salud, que dependen del Ejecutivo provincial.

Cabe consignar que los denominados docentes autoconvocados nuclean a maestros y profesores que no se sienten representados por los sindicatos del sector en la provincia. Cabe recordar que hace un mes lograron ser atendidos por el gobernador de la provincia, Gustavo Valdés, quien les dijo (en ese momento) que todos sus pedidos, los principales como: el blanqueo de plus para incluirlo en el salario básico, no puede concretarse por ahora.

El Gobierno insiste con esa premisa, respecto a la inflación y la situación económica y la actualización salarial. Es más, cada vez que son consultados los funcionarios respecto a los salarios, dan cuenta de que la situación es analizada permanentemente, y no destacan avanzar con actualizaciones. La próxima, de acuerdo a los datos aportados desde el oficialismo, sería en los meses próximos atentos a la situación de los ingresos y la creciente inflación.

Es así que el gobierno insiste en remarcar el refuerzo del salario a través de los pluses, como demostración del interés en sostener el poder adquisitivo de los estatales correntinos.

En definitiva, la cuestión salarial se torna presente en cada análisis económico que se hace en el gobierno provincial, y que de cara a las elecciones del 11 de junio no se descarta una definición oficial al respecto.

Mientras tanto la inflación en el país, según dio a conocer ayer el INDEC, volvió a marcar un record histórico en el mes de abril, ya que fue del 8,4 por ciento; el nivel mensual más elevado desde abril de 2002 (cuando el Índice de Precios al Consumidor trepó hasta el 10,4 en abril de ese año, tras la salida de la Convertibilidad). La inflación, así, acumuló en el primer trimestre del año un incremento de 32. En los últimos 12 meses, alcanzó el 108,8.

Lectores: 320

Envianos tu comentario