Panorama Político Correntino
Consecuencias del ajuste libertario

El ajuste nacional hizo mella en una textil correntina

Una Hilandería de Goya reducirá un 30 por ciento su producción por la crisis que afecta al sector textil. (Dibujo:NOVA)

La crisis económica que atraviesa el país por la escalada inflacionaria a causa del tremendo ajuste que viene implementando el gobierno de Javier Milei, desde hace seis meses, tiene en vilo al sector textil. Y ahora se hace sentir en la producción a nivel provincial. En este caso, una hilandería ubicada en la ciudad de Goya anuncio esta semana que reducirá un 30 por ciento la producción y el personal, que no cumple funciones durante el tiempo de la merma en la productividad, cobrará solo el 80 por ciento del salario, según indicaron los propietarios de la textil goyana. Esta situación despertó el alerta de todo el plantel de 220 trabajadores, que temen con perder su fuente laboral, si la situación económica continua así.

Reducción productiva

En medio de los rumores de cesantías y paralización de la producción en la fábrica textil Alal ubicada en la ciudad de Goya, los propietarios de la hilandería admitieron la crisis que afecta al rubro. Pero desde la empresa señalaron que no habrá despidos de personal, ni tampoco la paralización de la producción, solo habrá una reducción de la actividad textil en un 25 y 30 por ciento dentro de la fábrica, debido a la crisis.

"La situación es difícil, en general todos conocen la actividad económica que ha disminuido considerablemente. La demanda ha caído y la gente cuida su dinero, siguiendo los conceptos del presidente desde el primer momento. Obviamente, hay menos dinero circulando y eso ha afectado a la actividad. Las ventas han bajado y los textiles no estamos exentos de eso", explicó el empresario Eduardo Alal.

El empresario dejó en claro que están evaluando una posible reducción de la producción, pero enfatizó que la planta no se detendrá por completo. "Estamos evaluando reducir al máximo el consumo de energía y posiblemente disminuir entre un 25 y un 30 por ciento la producción. El 70 por ciento de la planta seguirá funcionando y no tenemos previsto reducir personal", aseguró.

Alal destacó que, a diferencia de otras empresas del sector textil que han parado su actividad durante 60 días y solicitan una extensión de 30 días más, ellos son los últimos en considerar detener la producción.

Su objetivo es aliviar el stock y adelantar el mantenimiento de las máquinas que estaba programado para el futuro. "Vamos a seguir trabajando y aquellos empleados que deban quedarse en casa seguirán percibiendo el 80 por ciento de su sueldo. Es una reducción importante para cada uno, ya que todos hemos visto una disminución en nuestros ingresos", afirmó.

En ese contexto, durante la semana el intendente de Goya, Mariano Hormaechea, se pronunció sobre la situación en que se encuentra la planta Alal que por 60 días decidió suspender actividades y refirió: "Estamos muy atentos a lo que suceda, no queremos que Alal sea una segunda Massalin para Goya por toda la mano de obra que se utiliza", dijo.

La Hilandería Alal es la última gran empresa con la que cuenta Goya, que hace unos años se vio fuertemente golpeada en noviembre de 2019 por el cierre de la fábrica de Massalin Particulares y de la fábrica de Nobleza Piccardo en 1988. Además del cierre, ya hace unos años también, de Textil Deboriti. Además de la textil, sólo queda la planta de la Cooperativa de Tabacaleros que reúne a los productores del departamento. En su momento Massalin Particulares despidió a 220 trabajadores goyanos y reubicó a 30. En el caso de Alal, la hilandería en esa ciudad cuenta con también con un plantel de 220 empleados.

Es notable que el ajuste del Gobierno nacional se da en la clase media, ya que son los trabajadores que pagan las consecuencias de las decisiones descabelladas del presidente Javier Milei. Las que golpean fuerte en la clase trabajadora. En Corrientes además se vive con suma preocupación las suspensiones a los choferes de la línea 101 y 110, de la empresa transporte Miramar, en la ciudad. Así como los despidos en las delegaciones del Pami en el interior provincial.

Lectores: 153

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: