Judiciales y Policiales
¿Seguirán los carpetazos?

La lucha de dos hermanos contra el poder correntino: tras la absolución de Sergio y Oscar Salgán ¿qué hará la Justicia?

Los hijos, amigos y familiares de los hermanos Salgán reclamaban en la calle la inocencia de los mismos. (Dibujo: NOVA)

El presidente del Tribunal Oral Federal y sus dos vocales, el juez Fermín Ceroleni y la jueza Lucrecia de Badaro, dictaron la inocencia/absolución por unanimidad a los hermanos Sergio y Oscar Salgán.

Está causa de indicio político, con detenciones y acusaciones, se dieron en la época macrista, en donde reinaba el mundo del revés jurídico. Allí, se afirmaba la doctrina irurzun. Es la doctrina que justifica la orden de detenciones de exfuncionarios que por sus contactos, lazos o relaciones creadas por el poder que tuvieron, puedan entorpecer el avance de una causa.

En este sentido, se borró del mapa la existencia de las excarcelaciones y hasta se había vuelto a los sistemas inquisitivos, a pedido de Patricia Bullrich, Germán Garavano y compañía.

El primero de abril a las 5 de la madrugada la P.S.A. policía de seguridad aeroportuaria, actuaba en esa época, cómo policía sin aciertos, pero tenían carta blanca para hacerlo, y sin pruebas. Allí, había una bajada de línea para lograr detenciones masivas que ayudarán al eslogan de Cambiemos "lucha contra el narcotráfico".

A partir de ese momento, comenzó el marketing y fue así, como un consumidor de estupefacientes solicitaba el servicio de remis y lo trasladaban a comprar sustancias. Ahí, iba detenido el remisero, el consumidor y las tres últimas personas que hablaron con el consumidor. Y el título de los medios de comunicación en aquel entonces sería “cayó narcotraficante en la lucha que el Gobierno da en las calles”.

Esto se daba debido a que precisaban estadísticas, números de detenciones por narcotráfico o estupefacientes.

En “esta volteada cayeron muchas personas, muchas eran simples consumidores de drogas otros pequeños vendedores, narcomenudeo y otros eran vinculados y/o relacionados con estos delitos de manera prejuiciosa, por error o con intención, es así que los hermanos Salgán, quiénes al ser absueltos en 2009 en un juicio que demoró nueve meses en concluir y cuando quemaba la causa Cristian Schaerer; no existían pruebas de sus participaciones”, relataron los allegados de los hermanos Salgán.

Con una prensa sensacionalista, que dibujaba la noticia, Sergio Salgán estaba en libertad y, en 2013 lo detienen, vinculandoló con los estupefacientes. La Cámara de Corrientes, los jueces Andreu y Para, decían ante el pedido de excarcelación que Salgán poseía antecedentes penales y había formado bandas.

La causa en cuestión de jurisdicción pasa a la provincia de Chaco y la jueza Zunilda Niremperger atendió en audiencia a Sergio quien le manifestó no tener antecedentes penales, tres veces pidió la jueza informe a reincidencia y las tres veces fueron con resultados negativos. Conclusión, falta de mérito y posterior sobreseimiento.

En el mismo año 2013, detienen a Oscar Salgán a quien también lo relacionaron con los estupefacientes. Fueron tres meses difamados como "presuntos secuestradores de Schaerer", tenían que “vender” la noticia sin importarles que habían sido absueltos por falta de mérito y sobreseimiento definitivo”.

Llegando al 2017, fueron vinculados con una “megabanda dedicada al narcomenudeo” y allí, fueron acusados por lavado de activos. Fueron a juicio y los absolvieron por otra unanimidad.

Quién presidió el Tribunal Oral fue Alonso, en la ocasión de la absolución en la causa Cristian Schaerer, quien presidió el Tribunal fue Lucrecia de Badaro. Cabe recordar que el vasco Schaerer prófugo de la justicia argentina con pedido de captura internacional, fue ministro de Salud de la provincia de Corrientes, sus influencias en el mundo político, los conocidos y el poder económico que ostenta lograron que la absolución que los tres jueces de la Provincia dictaron a su favor, fuera revertida en Casación.

¿Quiénes revirtieron una absolución unánime? El fallo fue dividido, los dos jueces, que con las mismas pruebas con las que fueron reconocidos como inocentes, las utilizaron para condenar, dieron vuelta el plato “y fueron los jueces Eduardo Righi y Liliana Catucci. Estos dos mismos magistrados tienen en su historial el haber ratificado la condena dictada por un tribunal oral, a un inocente, a Fernando Carreras a quien la Casa Suprema lo encontró inocente y también pesa sobre Righi un pedido de juicio político”.

Como dato a tener en cuenta, no está firme la condena impuesta en Casación por estos dos jueces por "condenas inocentes" y estos mismos jueces no solo revocaron las absoluciones en la causa Schaerer y no sólo condenaron a un inocente, sino que también los beneficios y derechos otorgados por la jueza de ejecución en la causa Schaerer también son revocados por estos dos magistrados.

A Barbieri quien transitó y obtuvo su derecho de libertad condicional, ellos revocaron dicho otorgamiento ajustado y/o conforme a derecho son los mismos que recientemente también revocaron la concesión otorgada por la jueza de ejecución Badaro en favor de Jorge Gabriel Sudo.

Por último, Pompeya Gómez en el momento en que los Salgán fueron declarados inocentes y recuperaron sus libertades, Pompeya era habitué de comodoro Py y en varias notas periodísticas dejó en claro su acercamiento con estos jueces. A buen entendedor en pocas palabras se adelantó que si en caso de que el fiscal Schaefer recurra a (apele) la absolución de la causa en que recientemente los Salgán fueron absueltos y por más evidente que sea todo el ensañamiento, no sería descabellado que al sentirse impunes por que ni siquiera condenando a un inocente los apartaron, “que puedan intentar también revocar dicha absolución. El poder está latente en el vasco Schaerer y los Salgán tienen pruebas para demostrar que son víctimas de persecución, de venganza y no de justicia”.

Lectores: 114

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: