Panorama Político Correntino
Punto de partida

Otro incentivo salarial del Gobierno para amortiguar la inflación en el bolsillo de unos pocos

Los aumentos salariales otorgados por el gobierno provincial sólo alcanzan a los empleados públicos, no alcanza otros sectores que se desempeñan en actividades privadas. (Dibujo: NOVA)

La política salarial impulsada por la gestión provincial, tuvo continuidad esta semana con un nuevo anuncio de aumento de sueldos, el cuarto del año, que alcanza a los trabajadores provinciales activos y pasivos. El incremento del 10 por ciento al básico con el sueldo de agosto, según fuentes oficiales, la inversión fue de 650 millones de pesos mensuales, que representa una inversión anual adicional a lo proyectado oportunamente de 3500 millones.

Esta medida se complementa con la anunciada oportunamente, respecto del plus de refuerzo más las asignaciones familiares, totalizando en el mes de agosto un desembolso de 1650 millones de pesos mensuales, lo que representa una inversión adicional anualizada de 9200 millones.

Sin embargo, los últimos cuatro incrementos otorgados a los trabajadores públicos no llegan a cubrir el porcentaje inflacionario. Según los datos que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dados a conocer esta semana sostuvo que el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza, registró en julio un aumento del 6,3 por ciento y fijó que una familia argentina de cuatro integrantes (dos adultos con dos hijos en edad escolar que no pagan alquiler) necesitó ingresos de 111.297 pesos para no ser pobre.

De igual modo, ese mismo núcleo familiar tuvo que reunir, al menos, $49.465 para no caer en indigencia (la Canasta Básica Alimentaria -CBA- se encareció un 6,8%). Siempre de acuerdo a los datos del organismo estatal, el costo de CBT duplica el salario mínimo vital y móvil de 45.540 pesos que recién entró en vigencia en junio y que para la medición de agosto será de 47.850 pesos.

Asimismo el organismo nacional remarcó que en julio, en el Nordeste (Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones), el encarecimiento del costo de vida tuvo igual porcentaje que la media nacional (el Índice del Precio al Consumidor -IPC-7,4 por ciento).

En el arrastre del año, acumula un 46,5 por ciento y en el cotejo interanual el guarismo llega al 72,2 por ciento, convirtiéndose en el más alto entre las regiones del país en esa unidad comparativa.

En este contexto, es necesario tener en cuenta que los aumentos salariales otorgados por el gobierno provincial sólo alcanzan a los empleados públicos, pero quienes están desocupados o se desempeñan en actividades privadas quedan fuera de esas “soluciones” que propone el gobierno ante la presión de la crisis.

Es por ello que desde el punto de vista de la dirigencia opositora, la entrega de dinero a los empleados públicos, por medio de “plus” e incrementos a lo largo de estos últimos 4 años solo generaron pérdidas y no se condicen con la inflación, ni garantizan el acceso a la alimentación y cubrir las necesidades básicas insatisfechas.

Según el análisis del senador provincial contador Martin Barrionuevo, con la gestión salarial de Valdés, “los trabajadores perdieron 47.000 pesos de su sueldo”. Ya que “a valores de hoy, los salarios de diciembre del 2017 equivaldrían a 138.500 pesos, pero hoy el salario medio es de solo 91.550 pesos”.

Asimismo subrayó: “Con respecto a diciembre del 2021, lo que fueron perdiendo mes a mes los salarios ya son más de 23350 pesos. El pico de recuperación de Agosto del 2021, fue el plus electoral antes de votar. Este año los salarios van por detrás de la inflación y la coparticipación”, posteó en su cuenta de facebook.

Asimismo, el Instituto de Investigación Social, Económica y Política (ISEPCi) elaboró el Índice Barrial de Precios (IBP) en el que detalla que en el mes de julio en Corrientes una familia tipo de dos adultos y dos niños necesitó de 104.021,66 pesos para acceder a la Canasta Básica Total (CBT) y no encontrarse por debajo de la línea de pobreza. Mientras que para cubrir la alimentación básica la misma familia precisó de 46.438,24 pesos para acceder a la CBA Canasta Básica Alimentaria (CBA) y superar la indigencia.

Este relevamiento reflejó el costo de vida con respecto a la alimentación saludable y los servicios esenciales para el bienestar de cada familia. El informe fue realizado en más de 300 negocios de seis localidades de la provincia entre ellas Corrientes Capital, Curuzú Cuatiá, Empedrado, Goya, Santa Rosa, Mercedes y Monte Caseros.

Menos grietas, más gestión

En ese contexto, esta semana el gobernador Gustavo Valdés recordó las hazañas del Padre de la Patria, en acto central por el aniversario 172 del paso a la inmortalidad del General José Francisco de San Martín en Yapeyú, y reflexionó: "Intentemos estar a la altura de las circunstancias, tengamos visión de futuro, pensemos hacia dónde ir, tracemos un plan y tengamos coraje para llevarlo adelante salteando las grietas", fue el mensaje que dio para todos los argentinos.

Luego, en la jornada del viernes en el predio Costa Surubí de la ciudad de Goya, el mandatario provincial junto al intendente Mariano Hormaechea subsidios a 131 productores agropecuarios, afectados por los focos ígneos y la sequía, esta es la tercera entrega en el año en el departamento totalizando la asistencia con unos 100 millones de pesos para 900 productores. Previo a ello, pasó por San Isidro y suscribió con el intendente Carlos Martínez convenios para obras en la localidad.

Lectores: 166

Envianos tu comentario