Panorama Político Correntino
Dudas

Un quiebre institucional a las puertas de un proceso electoral

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés expuso sus diferencias con su vicegobernador, Gustavo Canteros al negarle acceso a los protocolos de los actos conmemorativos del 25 de mayo. (Dibujo: NOVA)

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés expuso sus diferencias con su vicegobernador, Gustavo Canteros al negarle acceso a los protocolos de los actos conmemorativos del 25 de mayo.

Esto generó un inconveniente político generado por el interés de Canteros de presentarse como candidato a intendente de la Capital correntina. Y la campaña en Corrientes avanza fuerte pese a que no hay aún fecha firme de elecciones.

Es que este año en Corrientes se deberán elegir gobernador, vice, intendentes, legisladores y concejales. Por un lado, la alianza gobernante, Encuentro por Corrientes (ECO) -alianza liderada por la Unión Cívica Radical (UCR)- manifestó públicamente en respaldo a la reelección del gobernador Gustavo Valdés y del intendente capitalino Eduardo Tassano.

Canteros está impedido de presentarse nuevamente como candidato a vicegobernador y ese espacio ahora está reservado -por el oficialismo- para un radical o un aliado.

Este frente está integrado por una treintena de fuerzas políticas, y los radicales pretendían imponer un lineamiento único pero la decisión del vicegobernador y aliado Gustavo Canteros como candidato a intendente con el respaldo de 17 partidos alteró los planes.

Actualmente Tassano cuenta con el padrinazgo del gobernador y esto le genera la esperanza de estar cuatro años más en la Municipalidad de Corrientes.

Pero, Canteros tiene buena imagen y tiene llegada a la Casa Rosada al ser conocido por funcionarios nacionales y referentes del PJ, lazos que construyó cuando ejercía como sindicalista.

El vicegobernador mantiene firme su postulación. Esta situación llevó a que el 25 de mayo, durante los actos del aniversario por la Revolución de Mayo, Canteros, quien además preside el Senado Provincial, fue impedido de formar parte del izamiento de la bandera argentina.

Posteriormente, durante el Tedeum fue ubicado por personal de ceremonial varios asientos detrás de su lugar correspondiente en un intento por evitar una imagen cercana al actual mandatario Gustavo Valdés. La distancia ya no era simbólica solamente.

Las aguas no están calmas dentro del gobierno correntino porque en la última semana tanto Valdés como Tassano recibieron múltiples críticas por lo que muchos consideran una tardía decisión de retroceder de fase ante el elevado número de casos y muertes por Coronavirus.

El enojo gubernamental se hizo evidente no solamente por las críticas de la población hacia el Gobierno sino con gestos hacia la presencia del vicegobernador quien como corresponde asistió a todos los actos institucionales.

Lectores: 125

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: