Interior
Crisis

Santo Tomé: un aserradero bajó sus persianas y dejó cesantes a 70 trabajadores

El sector forestoindustrial sufre el impacto de la motosierra en la provincia.

Celulosa Argentina cerró un aserradero en la provincia de Corrientes y despidió a sus empleados por reestructuración en el negocio forestal, así lo informó el último miércoles la página de noticias misionera Plan B. Según el medio misionero la empresa maderera con asiento en el departamento de Santo Tomé habría dejado cesantes a unos 70 empleados.

Grupo Tapebicuá, controlada por Celulosa Argentina, cerró hace unas semanas el aserradero de pino San Charbel, ubicado en Corrientes (zona de Santo Tomé), donde trabajaban unas 70 personas que ya habrían sido indemnizadas.

Tapebicuá es uno de los grandes grupos forestoindustriales del país, junto a Arauco Argentina, Laharregue-Chodorgue, Forestal Las Marías y unos pocos más. Un grupo al cual se incorporó hace poco el aserradero austríaco Acon Timber.

Tiene su base principal en Gobernador Virasoro, donde tiene un gran aserradero de compensados fenólicos líder en el país, con una producción de 60.000 metros cúbicos al año.

Desde hace unos años había adquirido el establecimiento San Charbel a TC Rey SA. San Charbel es una operación menor dentro de la cartera de negocios forestales del grupo. “Ya no hay lugar para operaciones ineficientes en el negocio”, explicó un empresario con décadas en el sector.

Con la llegada de la política económica libertaria los aserraderos, como otros rubros económicos en el país empezaron a sentir la debacle económica durante el pasado verano. Sin ir más lejos, desde fines de febrero pasado los pequeños y medianos madereros radicados con emprendimientos en Santo Tomé expresaron su preocupación a las autoridades provinciales, mediante una nota al gobernador Gustavo Valdés para que tome cartas en el asunto, pero hasta ahora no hay visos de solución.

Lectores: 289

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: